Valdés Mendoza, Mercedes
Cuba
Lecturas: 8.660


XI

Tu dulce voz me animará gozosa;
y sus anchos umbrales traspasando
mi suerte desgraciada o venturosa
irán mis ojos sin temor mirando;
en torno de mis sienes cariñosa
tus purísimas alas desplegando,
alentarás tal vez mi fantasía,
dándome inspiración, luz y armonía.

Valdés Mendoza, Mercedes

Subir