Álvarez Hidalgo, Francisco
España
Lecturas: 88


Tu recuerdo

La infinita memoria de mis manos,
versadas en tus ángulos y aristas,
te recrea incesante en la distancia,
cada hora lenta, cada noche tibia.
Tengo una réplica de tu alma, tengo
un doble exacto de tu imagen viva,
tan precisa a mi lado, que me asaltan
dudas de si es mi hacer, o eres tú misma.
Y cada pensamiento que le otorgo,
cada proposición, cada caricia,
me hacen sentir infiel, como si diera
a otra mujer la flor de mi sonrisa.
Cómo costeo el golfo de tus sueños,
cada recodo en la escarpada orilla,
cada golpe de mar contra las rocas,
cada fulgor del faro en tus pupilas.
Y mis manos, galera de diez remos,
surcan tu superficie curvilínea,
sin saber si eres tú, si eres mi idea,
o mezcla de ambas, realidad ficticia.
Forjándote en mi mente y en mis dedos,
soy tu re-creador en lejanía.
No sé si soy enteramente dueño
de la mujer que alguien formó de arcilla;
la que a mi lado yo he reconstruído,
esa me pertenece, es toda mía.
 
Los Ángeles, 16 de octubre de 2002

Álvarez Hidalgo, Francisco

Subir