Navarro, Andrés
España
Lecturas: 9.532


Tras el último acorde la guitarra formula un vacío exterior

Tras el último acorde, la guitarra formula un vacío exterior
idéntico al que encierra. Después queda imitar, cambiar
de estado, buscarnos incompletos como el hemisferio
cantante de un pulmón que intenta menos la música
que su conversión en isla. La belleza, a su modo, cree
en ti, tu sensibilidad da el grado de su escepticismo:
cuando la bailaora se arquea en un último rizo de dolor,
al fondo de su boca una muela de plata parpadea
como un ojo.
Inédito

Navarro, Andrés

Subir