Avila, Aziyadeh de
El Salvador
Lecturas: 9.347


SOLEDAD

Tejiendo sombras estoy...
Él... muy lejos...
Su imagen surge de mi pensamiento
pienso y veo...
Veo todo el amor de ayer desvanecido.
Fe... esperanza... amor... ahogadas brumas...
y mi alma herida se envuelve en las sombras...
y en el silencios de los avejentados ecos del querer.
¡Cuanto dolor!
¡Oh! Soledad profunda...! Soledad de soledades!.
A veces amanezco en el lejano infinito
y pienso en él... en el amor...
en el contento del mundo
y lo tengo entre las manos mías
y en tales días... así lo amo.

Avila, Aziyadeh de

Subir