Abella Caprile, Margarita
Argentina
Lecturas: 8.232


LOS BARCOS

¡Qué prestigio los barcos que llegan de mil viajes
y apoyan su cansancio contra el muro del puerto,
la alta hilera de mástiles igual a un bosque muerto
que añora la frescura de imposibles follajes!

¡Cómo se saturaron de todos los paisajes
que vieron levantarse detrás del mar desierto,
anchuroso camino gloriosamente abierto
a sus proas sedientas de ignorados oleajes!

Muchas veces, flotando sobre aguas de cobalto,
una ola enroscada, con su soberbio salto,
los bautizó de hondura y los ungió de sal.

Duerme ahora la mole de sus cascos obscuros,
mientras la arboladura sueña con los futuros
resplandores purísimos de una aurora boreal

Abella Caprile, Margarita

Subir