Valdés Mendoza, Mercedes
Cuba
Lecturas: 11.879


IV

¡Cuántas veces pensé que acá en la tierra
eras del existir lumbrera y guía,
o beso de piedad que puro encierra
bálsamo de consuelo, y alegría!
Y a la manera que en la altiva sierra
más vivo lanza su fulgor el día,
en tu adorable templo te miraba,
y sin saber por qué siempre esperaba.

Valdés Mendoza, Mercedes

Subir