Navarro, Rubén C.
México
Lecturas: 11.971


HOY

Hoy, por primera vez, tras de la reja
sus ojos tristes y amorosos vi...
...¡Benditos los luceros que en la noche
brillaron para mí...

Hoy, por primera vez, sus manos pálidas
entre las mías, con amor, sentí...
...¡Benditas las gardenias de sus manos
que dieron sus perfumes para mí¡...

Hoy por primera vez, me dió sus labios
y yo en ellos bebí
toda la miel que sus abejas de oro
labraron para mí...

¡Ah! ¡Benditos sus labios adorables
--rojos labios en flor--
que endulzaron mi vida, para siempre,
con sus mieles de amor!...

Navarro, Rubén C.

Subir