Valdivieso Belmás, Miguel
España
Lecturas: 147


Frgamento

Rotundidad de meseta.
No hay monstruos. Calmas sutiles
Se curvan en los perfiles
De la paz sobre el pecho.
Que ronda Dios al acecho.
¡Qué latido universal
Vino a ser presencia pura.
Por las ondas del Segura
Manando su luz natal.

Valdivieso Belmás, Miguel

Subir