Acosta Ruiz, Lázaro Francisco
Cuba
Lecturas: 120


El destino nos obliga

Fue cosa del destino
que nos encontráramos aquella mañana.
Ni era ese mi camino,
Y tú tenías la dirección equivocada.
Fue cosa del destino
que tú te calleras cuando yo pasaba.
No podías caminar
y tuve que llevarte en brazos,
y sentí que nuestras almas se encontraban.
El resto de la historia
no fue cosa del destino.
Es una historia de amor de más de medio siglo.
El destino no puede obligar
cuando dos no se aman.
El destino puso de su parte
y nosotros pusimos lo demás:
Amor a cucharadas.
(28/ marzo/ 2021)

Acosta Ruiz, Lázaro Francisco

Subir