Acosta Ruiz, Lázaro Francisco
Cuba
Lecturas: 118


Discúlpame !oh mujer!

"Un don y un destino. Alumbrar a los otros y quedarse en la sombra,
conducir a los demás y no llegar a ellos mismos...
Quizás sea el destino de todos los Apóstoles"
Dulce María Loynaz

Adoro tus conferencias modernistas.
Viajo libre en tus relatos canarios.
Lamento la poesía que no hiciste,
por investigar historias del pasado.
Tu vida fue un jardín imaginario
donde conjugan alegrías y bellezas,
poesía que brota florecida,
vivencias que transportan al misterio.
Discúlpame, ¡oh flor extraordinaria!
si rompo la métrica del tiempo.
No soy un verso de clásicos caminos,
solo pretendo compartir mis sentimientos.
Discúlpame, ¡oh mujer de carne y hueso!
(imposible pensar, sí, que no lo fuiste)
solo pretendo dar las gracias a la vida,
por ser coterráneo de una flor en verso.
(29/octubre/2019)

Acosta Ruiz, Lázaro Francisco

Subir