Valdivieso Belmás, Miguel
España
Lecturas: 171


Danza fragmentp

Un hombre con su cauce o su desvio,
como soplo de aire, agua de río,
que aproxima su muerte a cada paso.
Son tres voces clamando en el vacio,
tres hojas secas en el mismo vaso.
La aurora, el mediodía y el ocaso.

Yo nací para ser luz poderosa,
para dar a los hombres la hermosura.

Yo quisiera saber a qué sabía
el amor, la tristeza, la alegría.
Lo que era la criatura y ya no es.

Valdivieso Belmás, Miguel

Subir