Ilce Gómez, Ana
Nicaragua
Lecturas: 10.983


CUANDO SE OYE LA VOZ DEL AMOR

No. No quiero oír su voz.
Amarradme cuando cante
porque su música
--oh, amigos
es insidiosa como canto
de sirenas
y no me dice sino
que después de él
yo no he de tocar
ningún otro
Paraíso.

Ilce Gómez, Ana

Subir