Cabello Jiménez, Alfonso
España
Lecturas: 8.661


ACABARÁS LLORANDO

Tú dejaste en mi mente la duda y el vacío
del viejo aventurero que lucha para nada.
Que llora, aguanta y ríe. La vida desolada
y sufre la amargura de un corazón sombrío.

Que sigue meditando. Sufriendo dolo y frío
y siente en sus arterias la vida marchitada.
¡Qué funesta experiencia! ¡Qué triste la alborada
que llena con su llanto los campos de rocío!

Me dejaste el amargo sinsabor de tu anhelo,
porque siempre quisiste volar a tu manera,
sin importarte nada ni la tierra ni el cielo.

Tú sigue indiferente y olvidándolo todo,
y nunca reconozcas tu estirpe verdadera,
y acabarás llorando también del mismo modo.

Cabello Jiménez, Alfonso

Subir