Navarro, Rubén C.
México
Lecturas: 11.945


¡MÍRAME SULTANA!

Mírame, Sultana,
con tus grandes ojos, que son como un mar!...
Mírame, Sultana!...
Piensa que mañana
ya los dos tendremos la cabeza cana
¡y acaso estaremos hastiado de amar!...

Bésame, Sultana,
con tus labios rojos que huelen a azahar...
¡Bésame, Sultana!...
Piensa que mañana
pasarás las horas junto a la ventana,
con el alma enferma, de tanto esperar!...

¡Sígueme, Sultana,
que a un país de ensueño te voy a llevar¡...
¡Sígueme, Sultana!...
Piensa que mañana
irás arrastrando tu cuerpo de anciana,
sin hallar ninguna juventud lozana,
que te dé su sombra... para descansar!...

Navarro, Rubén C.

Subir