poesiacastellana.es
Poetas: 1.685 - Poemas: 62.804 - Lecturas: 559.721.696
Labad Martínez, José Luis
España
Lecturas: 138

recomendar
ENTRE GRANADOS (Paseando por los aromas)

Vertiendo tristezas
en el alfeizar del alba,
subsistes…
Permaneces en mis recuerdos
sin saber de ti,
sin conocerte,
sin reparar tu risa,
sin sostener tus manos
cuando acarician mis labios
en las imaginarias noches
del estío del verano.
Tristezas del alma
me llevan y me traen
descansos de llantos
de negras plañideras
que se asoman a nuestras
muertes y miserias
al despecho de nuestras risas,
a los rincones del patio
de la casa blanca
a la vuelta de la esquina.
Bellos e intensos momentos
pasados entre algodones,
suspiros perdidos
en tu lecho casi desnudo
traspasando confidencias,
ataviando rincones sedosos,
hablando de cobijos
de tu cuerpo descubierto
y de la insigne Granada.
Ciudad enigmática,
bella y cautivadora,
con olor a hierbabuena,
a manzanilla, a oliva,
a tierra firme y seca.
A comino y canela.
A arrugas en el alma,
a sudores de terciopelo
en las siestas del verano.
Y entre angustias, recelos,
olores a sentimientos
y a especias extrañas,
apareces traspasando encajes
de miradas de ojos oscuros
con sabor a Andalucía.
Despertar de tierra mora,
cristiana o judía.
Ahijada del polvo del desierto,
del sol que cruje
curtiendo esperanzas.
Sonido de guitarras,
cajones y castañuelas,
de cantinela, de taconeos
que abren y cierran navajas.
De risas que empiezan
al clarear al día
y se prolongan hasta
que la noche se obstruye
con cante de pena y rabia.
¡Niña de Granada!
Pequeña niña morena
de sonrisa contagiosa
y sabor en los besos
a pequeñas notas de aroma
de almendros y naranjos
cuando acarician el viento
en las noches de luna llena.
Y esperas en las sombras temiendo
que lleguen mis caricias
a las puertas de Granada.
Y no puedas y no debas
o no quieras detenerlas,
para dejar que te arranque
los tesoros que atesoras
a las puertas de Granada.

Labad Martínez, José Luis

Subir