poesiacastellana.es
Poetas: 1.685 - Poemas: 62.804 - Lecturas: 558.991.329
Acevedo y Huelves, Bernardo
España
Lecturas: 10.909

recomendar
CEGUERA

Tenía madre, casa
tierrucas, recibía...
entrose en mío cuerpo la fame del oro
y vine a l’América.

Nin topé un amigo,
ni topé trabáis;
la fame del oro fo, entós, de pataques...
¡ay! ¡quién fose pasará!

Pidiendo limosna
quédeme en los huesos
y en mi s’axuntaron fame, señaladse
y gómitu negro.

Atases del tou
dentro de mío alma
y ándenme en la frente munches paxarines
señala qu’esnala.

¡Ay! madre querida,
¡Ay! querida madre,
non de pan ni d’oro, de date un abraza
ye, agora, la fame...

Porque de la muerte
afuégame’l frío,
y bien lo conozco, ye’l frío qu’al dexate
viéndose comigo!!

A buscar fortuna
vine pa l’América
y... atrás la dejaba con madre, tierrucas
y casa y recibía!!

Acevedo y Huelves, Bernardo

Subir