poesiacastellana.es
Poetas: 1.685 - Poemas: 62.804 - Lecturas: 560.648.820
Vaca Narvaja, Gustavo Adolfo
Argentina
Lecturas: 7.786

recomendar
Apenas

Apenas ese lienzo blanco cubre tus senos. Desertan tus
hombros, el contagio de ocultarse; has renunciado al
pudor, deshojando ambos capullos de género sedoso.
Permites así emerger en plenitud y sin reticencia en tu belleza
pulcra, original y vanidosa. Con un cuello desnudo, libre de
egoísmo, semeja un tallo suave e inmodesto, cubierto de un
barniz grácil, que sostiene la plenitud de tus facciones serenas.
Los ojos sensitivos, casi melancólicos, se muestran cuando
apenas tus párpados disimulan el deseo. Esos ojos han perdido
el carácter huidizo de la mañana, han olvidado su
resistencia al recato; vencido el temor, florece tu sonrisa tímida,
apenas tu boca esboce ese gesto glorioso, cual si fueras
Hécate. Cuando advertida por aquellos que siembran tormentas,
tu imagen fija, secuestrada del misterio, espera impaciente
la insolencia; tu espalda desnuda, etéreamente arqueada, semeja
un majestuoso junco descansando sobre un lecho de
sábanas vírgenes. Es allí, en esa penumbra de oasis, cuando tu
cadera sonríe, con sus dos astros mellizos conquistando a
Germánico; cuando el amante desvelado, montado en caballo
alado, recorre la suavidad de tu piel, y dibuja la curvatura perfecta
de tus piernas. Apenas se aparta, sientes el vacío que deja
un cuerpo que se aleja sin palabras. Es, tal vez, el momento
más doloroso disfrazado de despedida, una máscara difusa
que apenas se recuerda en el tiempo.
Apenas, digo, apenas…

Vaca Narvaja, Gustavo Adolfo

Subir