Cada día, una historia: Vuelve la Feria del Libro al casco histórico de Toledo

Fuente: hechosdehoy.com

Otro año más, tendrá lugar la Feria del Libro en Toledo. Se trata de conmemorar el aniversario del fallecimiento de Miguel de Cervantes y, además, de rendir homenaje a los libros. Entre los días 19 y 28 de abril, la plaza de Zocodover acogerá las quince casetas de los creadores, editores, impresores, ilustradores y, por supuesto, libreros, que participan en esta octava edición bajo el lema “Cada día, una historia”.
 

 


Esta actividad, se viene desarrollando anualmente en la capital de Castilla-La Mancha desde 2006, con la finalidad de potenciar el libro y la lectura, la edición, el contacto directo entre los ciudadanos y los sectores editorial y librero y potenciar la cultura, todo ello, desde Toledo.
 
La inauguración de este evento cultural está prevista para el mediodía del viernes 19 y el día 23, tendrá lugar el acto floral tradicional junto a la estatua de Cervantes, situada en el Arco de la Sangre, frente a la plaza de Zocodover.
Esta edición de la Feria del Libro, presenta unas novedades importantes: “El camino de las letras”, una actividad consistente en un trayecto en bus turístico –y decorado para la ocasión- en el que los vecinos de los barrios tendrán la oportunidad de subir para acercarse a la Plaza de Zocodover y visitar los 15 stands. Durante esos diez días, saldrá un único bus turístico a las 17 horas de cada uno de los distintos barrios de Toledo -Buenavista/Valparaíso; Azucaica; Santa Teresa/San Antón/Palomarejos; Santa Bárbara; Polígono-. Para más información, consultad el programa de "Camino de las Letras".

En el interior del bus, y durante el trayecto, se realizarán representaciones teatrales de distintos personajes de la literatura toledana: Scherezade y su mención a Toledo en “Las mil y una noches”; Petronio, dará ejemplo a su amo en “El conde Lucanor”; Santa Teresa de Jesús explicará de dónde sale la inspiración de su poesía mientras intenta fundar su orden; y, por supuesto, Gustavo Adolfo Bécquer, quien relatará alguna de sus leyendas. En el trayecto de vuelta, se representará “A buen juez, mejor testigo” de Zorrilla, en teatro de sombras. Además, el viajero puede participar en una especie de gymkana para conseguir un libro. Para ello, enseñando previamente el pasaporte, puede solicitar una letra en cada caseta, con el objetivo de completar la palabra CERVANTES. Los dos primeros viajeros que completen la palabra, ganarán un libro en el camino de vuelta.
 
Otra de las novedades importantes en esta edición es la Primera Carrera Solidaria del Libro, que tendrá lugar el día 20 a las 17:30 horas en la senda ecológica. Para inscribirse, únicamente hay que realizar la entrega de un libro.
 
Además de las presentaciones y firmas de libros habituales, la Feria del Libro de Toledo incluye diversas actividades, como rutas literarias, marionetas o talleres de papiroflexia. También se llevará a cabo una charla sobre Alfonso X y la astrología, que se verá complementada con una Jornada de observación del cielo con telescopios. Dicha actividad tendrá lugar en el Paseo del Miradero, la zona del casco histórico donde se cree que este rey estudiaba las estrellas.
 
En la feria diversos autores firmarán sus últimos títulos a todo aquél que se pase por el stand correspondiente. Así, encontraremos a María Antonia Ricas, Ricardo Rodríguez, Lorena Linares, Jesús Maroto, Miguel Casado, Antonio Martínez Ballesteros, Joaquín Copeiro, Gerardo López Laguna, Nicolás Terrero Martín, Miguel Ángel Martínez o Santiago Sastre, entre otros. Para más información, debemos acudir al programa oficial de firmas de la feria.
 
En cuanto a las editoriales, también participantes de la Feria del Libro, podremos conocer las novedades muchas de ellas, como Almud, Celya, Covarrubias, Descrito, Ledoria o Trébedes, así como dejarnos aconsejar por las librerías toledanas Hojablanca, Taiga, Merlín, Gómez-Menor, Libro-S y Centro de Periódicos Buenavista.
 
En definitiva, se trata de diez días en los que la cultura está al alcance de todos y cada uno de nosotros y, además, en pleno casco histórico de Toledo, con actividades de todo tipo en los que podemos disfrutar no sólo de literatura, sino también de historia, mucha historia.