Fuente: http://www.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/literatura/poesia/Carlos-Zanon-Banco-imposibilidad-comunicarse_0_993201093.html

El escritor Carlos Zanón ha regresado a la poesía después de dos años con la publicación de 'Banco de sangre' (EspasaesPoesía), donde ahonda en la "imposibilidad de comunicarse", ha dicho en una entrevista de Europa Press.

Zanón ha explicado que este libro de poemas versa sobre esta imposibilidad de comunicarse "en la más absoluta intimidad, en la soledad del cuerpo, de las habitaciones y las palabras".

En un conjunto con bastante espiritualidad, este poemario ahonda en que "nadie sabe quién tiene al lado, ni sabe por qué lo está", y constituye un todo pesimista que nace del dolor, la soledad y el aislamiento.

Como título, 'Banco de sangre' es un robado de la canción homónima de Bon Iver para dar la idea que todos "necesitamos transfusiones de sangre nueva, necesitamos mezclarnos y sangrar, y que te transfieran otras cosas para continuar ilusionado en vivir".

Ha explicado que escribe al mismo tiempo las novelas y los poemas porque siempre le salen historias que no le entran en la novela y acaba haciendo libros de poesía: "Cayó en mis manos el libro de la fotógrafa neoyorquina Nan Goldin y se me ocurrió hacer un libro que tuviera que ver con el mundo que retrata ella".

LITERATURA AUTOBIOGRÁFICA

"Toda literatura tiene que ser autobiográfica de alguna manera", y versar sobre lo que alguien ha vivido, teme y le gustaría, porque en su opinión, en la escritura de una novela no sólo hay la vocación de entretener a los lectores, sino también de saber quién eres y reconocerse.

En su poesía ha apreciado la influencia de Jaime Gil de Biedma, ya que era una mezcla de "una mirada directa a los ojos, de ensañarse un poco con el 'yo' vencido de madrugada sin piedad", y da como resultado poder comunicarse con la poesía sin disfrazarse y decir de manera sencilla cosas complejas.

Para Zanón su poesía, que escribe a mano, son "chispazos, palabras que chocan entre sí como bolas de billar", y en unas ocasiones dan buen resultado y en otras surge algo.

Sobre su proyecto de reprender al personaje detectivesco Pepe Carvalho, de Manuel Vázquez Montalbán, Zanón ha detallado: "Cuando me propusieron el proyecto me hizo mucha ilusión y no pensé mucho las consecuencias de todo el lío".

Con publicación probable en octubre de 2018, su compromiso es hacer una novela suya pero con un personaje prestado y pasarlo bien pese a toda la presión que ha desencadenado el anuncio del proyecto: "Lo llevaré al presente inmediato, que era la gracia de los Carvalho, que eran como fotos 'finish' de lo que estaba pasando en aquel momento en la sociedad".

"Tengo la sensación de que hay cosas que han pasado en Barcelona que le gustarían a Carvalho", ha explicado sobre la evolución de la ciudad, como el hecho de que la ciudadanía haya tomado protagonismo y que la alcaldesa haya surgido de una asociación contra el desahucio.

A su juicio, la Barcelona actual está menos enamorada de sí misma y es menos antipática que hace diez años, pero también tiene sus luces y sombras al situarse como parque temático y escenario turístico, lo que abona un terreno en el que Zanón tiene claro que dará una vuelta por Guinardó, su barrio.

"Te das cuenta de que se podría reconstruir esa época sólo reconstruyendo sus libros", ha dicho sobre la saga Carvalho, añadiendo que además Montalbán fue un poeta espectacular que se notaba incluso en sus novelas, ya que no dejaba ninguna posibilidad sin darle la vuelta.
EUROPA PRESS

You have no rights to post comments

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo