Poemas compartidos en la distancia

Fuente: huelvainformacion.es

"La poesía hay que compartirla, la vida se hace más hermosa cuando se comparte con los demás". Desde ese convencimiento, el poeta onubense Pedro Javier Martín puso en marcha en 2007, junto a Lupe García, la colección Poesía en la distancia, un proyecto que, tal y como su nombre indica, invita a escribir en la distancia, creando nexos de unión entre personas de distintas culturas a través de este género literario.

 

Desde entonces han participado en esta iniciativa 62 autores procedentes de Chile, Argentina, México, Panamá, Nicaragua y España.

Autofinanciada por Martín, esta colección, que cuenta con siete números (Poesía en la distancia, Viaje inesperado, Abrazos de náufrago, Sin dejar señales, Silencios encontrado, A tu encuentro, y Al final poesía (Antología)-este último publicado este año-, da la posibilidad a escritores noveles de mostrar su obra. "Tiene la grandeza de unir a poetas consolidados con gente que no ha publicado jamás. Hay un conglomerado muy amplio que enriquece la colección". Entre los autores hay dos premios Juan Ramón Jiménez, Esteban Martínez y Aurelio González. Los poetas no saben con quién están escribiendo hasta que no se publica el libro.

Todos los números, excepto el séptimo que es una antología, mantienen la misma estructura: una primera parte con poesías de los distintos autores participantes y un poema colectivo (uno comienza a escribir los primeros versos y el resto los continúan realizando una composición única), y una segunda parte, conformada por una antología.

El artífice de esta iniciativa literaria considera que en la vida hace falta mucha poesía. Indica que "se lee poco y la poesía, menos", cuando "la poesía es magia, es realizar viajes a tu interior y descubrir muchas cosas y denunciar también muchas cosas". Explica que el estereotipo de "poeta solitario, cabizbajo y medio loco pasó a la historia. El poeta tiene que estar muy metido en la sociedad, tiene que ser crítico".

Al principio, pocos creyeron en el proyecto Poesía en la distancia. Martín hizo un llamamiento desde Internet a la participación de los poetas y la única que se puso en contacto con él fue Lupe García, que lo animó a llevarlo a cabo, de manera que en el primer número sólo se publicaron poemas de ambos autores. El libro se presentó en el Encuentro Internacional de Editores Independientes y Ediciones Alternativas (Edita). Éste, titulado igual que la colección Poesía en la distancia, hizo de efecto llamada y ya en el segundo, Viaje inesperado, participaron siete poetas, cifra que fue creciendo conforme se fueron incrementando los números de la colección hasta llegar a los 31 que han aportado sus poesías en el último, Al final la poesía.

Entre los 62 poetas que han participado en este proyecto se encuentran los onubenses Josefa Virella Trinidad, Chía Giráldez Tinoco, María Gómez Martínez, Félix Morales Prado y Rafael León Rodríguez.

La colección se complementa con el blog azuldemar, que lleva funcionando unos cuatro años y tiene registrado "cerca de 400.000 entradas. Publico todo lo que me mandan".

Martín apunta que para él es "una satisfacción personal" haber hecho este proyecto realidad. Comenta que "he aprendido mucho en disciplina, a tener paciencia y generosidad, compartiendo se hace la vida más bonita, y he ganado amigos".

Tras siete años sacando un libro cada ocho meses para la colección Poesía en la distancia, va a realizar un paréntesis para centrarse en su próximo libro de poemas -el último, En la bajamar, se publicó en 2009-. Aparte, Martín tiene en mente un nuevo proyecto literario, "si tengo la posibilidad de poder hacer algo en pro de la literatura creo que tengo la obligación moral de hacerlo".