Centro Bellas Artes exalta la poesía

Imprimir
Visto: 786

Fuente: http://www.laverdad.com/

Sobre el escenario están sentados cuatro poetas con poemas abiertos, listos para volar. Hay flores blancas allí, también un auditorio repleto de sensibilidad poética. En el Centro Bellas Artes ya hay suficientes dolientes para comenzar a celebrar el Día Mundial de la Poesía.

 

Estos cuatro hombres, trajeados de colores que aún no se han inventado, son zulianos. Víctor Vielma, Carlos Ildemar Pérez, Édinson Rosales y Víctor Fuenmayor. No es precisamente en este orden en el que los llamó otro poeta, Luis Perozo Cervantes, vocero del Movimiento Poético de Maracaibo, pero ahí están.

Lo que el público ve y escucha es el principio de todas las artes, es tuétano, es la huella imborrable del hombre en su historia, es expresión, es libertad, es desnudez, es poesía. Y cada palabra pronunciada en esta primera lectura poética abierta organizada por el movimiento y la escuela de Letras de la Universidad del Zulia así lo deja claro. 

¡Ay, literatura, no hagas silencio nunca!, exclama una muchacha enmantada con su cultura indígena. Es un fragmento de uno de los poemas del poeta y director de la escuela de Letras, Carlos Ildemar Pérez.

Tertulia

Esto es una lectura de cuatro para más de cien, más de cien de personas que se sentaron para vivir y sentir la poesía. Víctor Fuenmayor fue el primero en leer, y deleitó al público con Minotauro y La cámara oscura. Édinson Rosales le siguió con La casa ausente.

En el turno de Carlos Ildemar Pérez apareció en el imaginario una muchacha, la más cercana, haciendo un estrictis. Un poema de este libro no bastó, pero era necesario terminar parar para que el Provinciano cósmico hiciera presencia y reforzara la identidad "maracaibeña". Tierra personal cerró la participación de Pérez. El poeta y cuentista Víctor Vielma leyó La bala dio justo en el clavo  y El mundo.

Estudiantes y asistentes también leyeron. Evocaron las palabras de Octavio Paz, Nicanor Parra y Walt Witman. Luis Perozo Cervantes organizaba estas lecturas. Judith Aular, vicerrectora académica de la Universidad del Zulia, no se quedó atrás y definió lo que para ella es la poesía: "Es alimento del alma".