El bilbaíno Aitor Bergara gana el premio de poesía María del Villar

Fuente: noticiasdenavarra.com

su obra 'voz en off' fue elegida entre las 68 que se presentaron al concurso   El ganador del año pasado, el madrileño Aureliano Cañadas, recogió el galardón el lunes en una velada cultural en Tafalla

carmelo armendáriz-

El ganador del año pasado, Aureliano Cañadas, cuarto por la derecha, con la alcaldesa y el jurado. (C.A.)

TAFALLA. El escritor bilbaíno Aitor Bergara Ramos, con su poemario titulado Voz en off, ha sido el ganador del XVIII Certamen de Poesía María del Villar de Tafalla. El fallo del jurado se dio a conocer el lunes al finalizar una velada cultural en la que también se presentó la obra ganadora de la pasada edición, un poemario del escritor madrileño de origen andaluz Aureliano Cañadas que lleva por título Diamantinamente.

Este certamen poético ha estado organizado un año más por la Fundación María del Villar Berruezo, en colaboración con el Ayuntamiento de Tafalla a través del Patronato Municipal de Cultura, que patrocina la edición de los 500 ejemplares del poemario ganador del año anterior. Al certamen de este año se habían presentado 68 originales, 35 menos que el año pasado. El presidente del jurado, el escritor y catedrático de Literatura Tomás Yerro, manifestó que "hemos elegido la obra ganadora entre seis poemarios finalistas. En esta ocasión no ha habido unanimidad en la decisión del jurado, pero sí una amplia mayoría por la obra que ha resultado la ganadora".

Según señaló Yerro, "este poemario recoge y aborda cuestiones existenciales de la vida humana, como el amor, las ilusiones o la muerte y al igual que está ocurriendo en los diferentes ambientes de la sociedad actual, por un lado refleja zozobra e incertidumbre, con un tono pesimista y desesperanzado, y por otro, recurre al humor y a la ironía, de forma que cualquier lector se puede sentir identificado con lo que en él se dice. Es una poesía que en algunos momentos utiliza la provocación y el desgarro, con textos que hablan de una sociedad que está acosada por todos los lados".

El autor de este poemario es un joven de 28 años, licenciado en Filosofía por la Universidad de Deusto, donde coordinó un taller de literatura y promotor de la revista literaria Cronos.

Junto a Tomás Yerro estuvieron en el jurado la presidenta de la Fundación, Mª José Berruezo y escritores y aficionados a la literatura como Marina Aoiz, Iosu Kabarbaien y Manolo Morán, además del ganador de la pasada edición, Aureliano Cañadas. El poemario ganador se editará en un libro que se presentará el próximo año en estas mismas fechas.

Aureliano Cañadas, como autor de la obra ganadora de la pasada edición con el poemario Diamantinamente, se desplazó hasta Tafalla para recoger su premio, consistente en 150 ejemplares de los 500 que se han editado y una escultura de plata con el huevo, emblema de la Fundación que recuerda a El huevo maravilloso, uno de los libros de relatos más reconocidos de la escritora tafallesa María del Villar Berruezo. Esta pequeña escultura de plata ha sido elaborada por el orfebre tafallés Alberto Belloso.

Cañadas fue presentado por Iosu Kabarbaien, quien recordó que este escritor colabora con la Fundación María del Villar desde hace ocho años tanto en la revista literaria Luces y sombras como en el concurso, en el que ha sido finalista otras veces. Cañadas recogió el premio y con ironía habló sobre su afición: "Hace falta mucha inteligencia para crear algo sabiendo que su valor no va a ser reconocido. No quisiera pertenecer a la primera categoría de poetas: yo no espero retribución alguna. Nadie me dará nunca más de lo que la propia poesía me ha dado: el don de la ebriedad y la certeza de que ningún otro podría escribir lo que siento, porque tendría que ser yo". Cañadas es licenciado en Literatura Hispánica por la Universidad Complutense y tiene publicados once poemarios.