Poesía, conocimiento y placer: ganadora premio López Velarde

Fuente: zacatecasonline.com.mx

Gabriela Cantú, premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde 2012, quien participó con el seudónimo de “Gretel”, fue electa por su libro inédito “Material Peligroso” como el mejor entre los 166 trabajos que se presentaron en la trigésima convocatoria de la actividad promovida por la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Al conocer los resultados, el rector, Armando Silva Cháirez, se comunicó vía telefónica con la poetiza regiomontana para informarle el fallo de los jueces Roberto Fernández Iglesias, Félix Suárez y Enrique Villada, a favor de que su obra.

En ese momento, la poetiza expresó al rector su nerviosismo y compartió que siempre tuvo la ilusión de ganar el certamen, aunque sabía que era difícil ante el gran talento que existe en México, mismo que participa en la justa nacional instituida por la UAZ.

Respecto a su obra dijo: “no existe el gran tema” sino pequeños acontecimientos que surgen de la convivencia con las personas de su entorno “y que para algunos pueden carecer de importancia, pero para otras, son la vida”.

La poetiza regiomontana, traductora y ensayista, licenciada en Estudios Internacionales y maestra en Ciencias con Especialidad en Lengua y Literatura, dijo sobre la llamada del rector: “me sentí turbada, una palabra nueva para mí, quiero decir que nunca usaba, pero que creo que acomoda ahora. No reconocí el número en mi celular pero como esperaba una llamada de fuera de la ciudad, pensé que eso era”.

“Es un gran honor que mi trabajo haya sido elegido, la figura y obra de López Velarde es muy fuerte”.

De su libro explicó haberlo escrito en un periodo de 2 años aproximadamente, pero llegar a él le llevó muchos años de lecturas e intentos de escritura, incluso, cuenta en el archivo de algunos otros libros que considera que fueron “puente” para éste.

“La materia viva es peligrosa en tanto afecta tu estado emocional. Afectar no implica, necesariamente, algo negativo, te afecta porque estás vivo. Es una especie de abrir la consciencia hacia otras dimensiones en el mismo mundo que recorres todos los días. Creo que en pocas palabras de eso se trata el libro”.

Debemos provocar el accidente de la lectura: Cantú La también directora del Departamento de Difusión Cultural de la Universidad Metropolitana de Monterrey aseguró que es fundamental que siga entregándose el Premio Nacional de Poesía RLV, ya que no sólo es un estímulo para el escritor, sino una forma de promover el arte y la literatura. También una forma de dejar para la posteridad ciertos rasgos de una época.

Gabriela Cantú tiene en su haber 4 libros publicados, Naturaleza muerta (UANL, 2011) El filo de la playa (Mantis editores 2007) El efecto (CONARTE, 2006) y Poemas del árbol (UANL, 2009), mientras que en su archivo existe un ensayo terminado sobre la obra de Héctor Viel Temperley y tiene pendiente la publicación de un libro que tradujo de Gerald Stern. De igual manera, está traduciendo algunos poemas de Mary Oliver y tratando de escribir una novela.

Entre sus múltiples actividades también aborda el tema de la promoción y de la difusión del ejercicio de la escritura y de la literatura en estos tiempos violentos, expresando su seguridad de que el arte alimenta el alma y eso provoca un alejamiento de la violencia. “Muchas personas no leen porque nunca nadie les puso un libro enfrente. La lectura, en muchos casos, se da por accidente y esos accidentes los tenemos que provocar los promotores culturales”.

De sus gustos literarios pone en primer lugar al novelista y científico alemán Johan Wolfang Goethe, y enseguida a la nacida en Ucrania y nacionalizada brasileña Clarice Lispector, así como al “Adán y Eva” de la literatura mexicana, dijo Gabriela Cantú Westendarp, parafraseando a Xavier Villaurrutia al referirse a Ramón López Velarde y José Juan Tablada. “La poesía es conocimiento y es placer”, concluyó la poetiza.