«No estoy de acuerdo con que la poesía sea un género juvenil» - España

Fuente: http://www.elcomercio.es/culturas/libros/201505/21/estoy-acuerdo-poesia-genero-20150521002932-v.html

Esta tarde a las 20 horas, Elena Medel (Córdoba, 1985) será la invitada de la Cátedra Alarcos en la Universidad de Oviedo. Pronunciará la conferencia que titula 'La nueva literatura'.

Su primer poemario editado fue 'Mi primer bikini', Premio Andalucía Joven. ¿Nos lo podría sintetizar en prosa periodística?
Un libro sobre la adolescencia desde la adolescencia. Insistencia en la imagen, con un componente importante de escritura automática. Tanteos en las obsesiones que vinieron después: la voz femenina, por ejemplo.

El segundo, 'Tara'...
Antonio Machado aseguraba que cantamos a aquello que perdemos, y yo quería hablar de quienes permanecen tras la ausencia. Ahí reside, creo, el motor de Tara: en la voluntad de hablar sobre la muerte desde la vida, de hacer oír a los muertos lo que los vivos dicen de ellos, parafraseando a Cernuda. Las referencias a las que se vincula el título tienen que ver con sus muchas posibles, ojalá, lecturas: la construcción de la identidad femenina, la grieta entre lo sagrado y lo profano...

El tercero, 'Chatterton', Premio de la Fundación Loewe a la Creación Joven. ¿La poesía es un género juvenil y la novela, de madurez?
No estoy de acuerdo. Pienso en 'Los Campos Elíseos', el libro más reciente de Pablo García Baena, publicado en 2006; él había cumplido entonces los ochenta y cinco años, y se trata de una obra redonda, llena de asombros y de iluminaciones. Y las primeras obras de Ana María Matute, ¿no las leemos ya definitivas y crueles?

Este mismo año ha reunido su obra en una antología titulada 'Un día negro en una casa de mentira'. ¿Cuál es esa casa de mentira?

La de los versos con los que Louis Aragon abre su poema-libro 'Habitaciones', una obra sobre la realidad y la belleza, y la de muchos de los poemas del volumen: las muchas casas en las que vive la voz que guía el poemario, y que se perciben como un espacio distinto pero que son en el fondo el mismo hogar.

Sus libros han sido traducidos a varios idiomas, entre los que sorprende hallar el armenio o, sobre todo, el swahili. ¿De que modo se produjo esa traslación?

Alguien lee en algún momento un poema escrito en otra lengua y que pertenece a otra cultura con la que se comparte poco, y sin embargo supongo que ese poema habla sobre algo que le interesa y emociona. Tan sencillo como eso, creo, y tan bello a la vez.
ALBERTO PIQUERO