América Invertida”: un panorama de la poesía joven del Uruguay

Fuente: http://www.lr21.com.uy/cultura/1228965-literatura-uruguay-poetas-poesia-joven-antologia-america-invertida

-¿Contanos un poco en qué consiste América invertida: An Anthology of Younger Uruguayan Poets?

América invertida: An Anthology of Younger Uruguayan Poets es una antología de poemas de 23 poetas uruguayos menores de 40 años. Cada poeta uruguayo tiene su propio traductor en los EE.UU. que también es poeta.

Cada poeta tiene cinco páginas de poemas en español y cinco páginas traducidas al inglés. Soy la editora del libro.

Seleccioné los poetas y traductores. También traduje uno de los poetas de la antología, Agustín Lucas, y escribí el ensayo sobre Uruguay y poesía uruguaya para el libro. América invertida: An Anthology of Younger Uruguayan Poets será publicada en los EE.UU. por la editorial de la Universidad de Nuevo México en julio de 2016.

-¿Cómo fue que te involucraste en el proyecto? ¿Por qué Uruguay?

La antología fue una idea mía. En EE.UU., soy profesora de poesía en la Universidad de Wisconsin. Soy la directora de la maestría en Escritura Creativa que combina clases de literatura con talleres de escritura de poesía.

En 2010, cuando vine a Uruguay por un año sabático, descubrí la poesía uruguaya. Me encantó.Uruguay tiene una historia de poesía y poetas importantes. Es un país chico que produjo en abundancia jugadores de fútbol de nivel internacional y poetas. Primero, leí a las poetas como Idea Vilariño, Marosa di Giorgio y Circe Maia. Traduje más de cien poemas de Circe Maia que fueron publicados durante el año pasado en revistas literarias en los EE.UU. como el New Yorker y American Poetry Review. Un libro bilingüe de su poesía traducido por mí, Invisible Bridge El puente invisible: Selected Poems of Circe Maia, será publicado en agosto aquí por la editorial de la Universidad de Pittsburgh.

Pero cuando iba a las lecturas de poesía en los boliches y bares de Montevideo como el Living, Kalima, el ciclo de poesía la Pluma Azul y la lectura semanal de La Ronda de poetas descubrí cuántos buenos poetas jóvenes había allí. Diariamente en los EE.UU., trato con poetas jóvenes. Es una vida difícil. La idea de la antología era ayudar a los poetas jóvenes uruguayos a alcanzar un público más amplio para su poesía y también unirlos con traductores de los EE.UU.

Además de la antología, mandé los poemas y traducciones a revistas literarias y los poemas han sido publicados en más de una docena de las revistas. Podés ver poemas de 11 de los poetas, con fotos del fotógrafo uruguayo Diego Vidart, en Palabras errantes, una revista literaria del Reino Unido: http://www.palabraserrantes.com/category/writers/post-dictatorship-uruguay/

También esperé que algunos de los traductores tradujeran más poemas de su poeta. Esa parte del proyecto también ha sido un éxito. No cada traductor ha hecho más, sino muchos han traducido poemas suplementarios que he enviado a revistas para la publicación, al menos 8 de los traductores han traducido libros completos de la poesía de sus poetas uruguayos y 3 de aquellos han sido publicados o serán publicados pronto. ¡Esto me hace muy feliz! Poesía de la antología también fue presentada en dos conferencias importantes en los EE.UU. este año pasado –una de traductores y la otra, una conferencia de más de 20.000 escritores.

-¿Cómo fue el proceso de entrar en contacto con los poetas uruguayos, cómo fue que los seleccionaste y los conociste?

Fue un proceso paso a paso. Primero contacté por correo electrónico a poetas cuya poesía había leído y pedí ver más trabajos. Estaba en los EE.UU. durante esta parte del proceso. Pedí que cada poeta sugiriera a más poetas y me puse en contacto con ellos. Entonces volví a Uruguay. Me encontré con los poetas, fui a lecturas de poesía, siempre pidiendo ver los poemas y que cada poeta me contara de otros poetas. Tuvimos una reunión en la casa donde me quedaba y muchos ellos vinieron. Les hablé de la antología. Al final, había muchos más poetas buenos del espacio que tenía para publicar en la antología. ¡Y, por supuesto, hay poetas que no descubrí en este proceso, pero los conozco ahora! ¡Uruguay es realmente un país lleno de poetas! Pero al final, tuve que seleccionar a los poetas para la antología. Como es una antología que representa este momento en la poesía en Uruguay, traté de seleccionar a los que representaran estilos, temas y sujetos diferentes.

-¿Y los traductores? ¿Cómo fue el proceso de la traducción?

Ya conocía algunos traductores que quería para la antología, pero eran pocos. Entonces fui a la conferencia anual del American Literary Translators Association para encontrar más traductores. No todos los traductores de poesía son poetas, pero para este proyecto fue parte de la propuesta del libro con la editorial de que sí lo fueran. Quise que los traductores sintieran que esto era su proyecto también por lo que, con algunas excepciones, les dejé elegir cinco páginas de la poesía que quisieran traducir, en contacto con los poetas. Cada par de traductor-poeta, al fin, tuvo su propio método de trabajo. Cuando terminaron las traducciones, los traductores me enviaron su trabajo y lo revisé con cuidado.

En esto, Leticia Chifflet era mi redactora y una gran ayudante. Es fácil para los traductores, hasta el más experimentado, hacer errores con escritores uruguayos porque hay tantos sustantivos, dichos y slang que son particulares de Uruguay. Quise estar segura de que no ocurrieran errores de este tipo.

-¿Cuándo se va a presentar la antología en Uruguay y en EE.UU.?

¡Cuando la antología sea publicada, volveré a Uruguay para una presentación grande con los poetas y nos divertiremos todos! Todavía hago planes para las presentaciones en los EE.UU. Serán eventos que estarán conectados con mi universidad en Wisconsin y también uno en Nueva York. Cada uno de los traductores o los grupos de traductores tendrán lecturas en sus ciudades, estados o universidades. Acompañaré tanto como sea posible.

-Ahora que tenés una perspectiva más amplia, ¿cómo ves la producción poética joven en Uruguay?

Mi vida es la lectura de revistas literarias y libros de poesía y voy a lecturas de poesía —en inglés y español. Los poetas jóvenes de Uruguay son tan buenos como los poetas jóvenes estadounidense, ingleses, canadienses o australianos. ¡Cuando digo esto a un poeta uruguayo —nunca me creen! En Uruguay, hay una amplia variedad de estilos, desde lo más formal como Horacio Cavallo y Francisco Tomsich que juntos escribieron sonetos hasta lo más experimental como los poemas con muchos juegos de palabras de Alex Piperno, Martín Cerisola y Martín Barea Mattos o los poemas surrealistas de Karen Wild o Alicia Preza. También hay todo tipo de temas y sujetos. Paula Simonetti, cuyos poemas son maravillosos retratos en miniatura de personas que han tenido vidas muy difíciles. Agustín Lucas, quien también es un jugador de fútbol, escribe sobre la gente que vive en la calle y en la ciudad por la noche. Laura Chalar tiene un maravilloso poema donde Walt Whitman anda por 18 de julio. Javier Etchevarren, Juan Manuel Sánchez y el Hoski escriben poemas que satirizan o comentan sobre la situación económica y política corriente en Uruguay.

Victoria Estol y Andrea Durlacher escriben poemas que hablan de la posición de la mujer en este momento, esta generación. Sebastián Rivero y Leonardo Lesci usan la historia uruguaya en sus poemas. Los poemas de Laura Cesarco Eglin hablan de la historia de su familia en el Holocausto. Fabián Severo escribe en portuñol sobre la vida en la frontera con Brasil. Podría continuar así hasta que haya hablado de 23 poetas de la antología y esto sería más justo.¡Pero fue realmente un placer leer tanta poesía uruguaya para esta antología!

Paula Simonetti