Fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2016/11/14/babelia/1479123352_428927.html

Escritor, periodista y musicólogo José Ramón Ripoll (Cádiz, 1952) es un creador camaleónico que ha cultivado especialmente la poesía. Y con éxito. Su libro La lengua de los otros acaba de ganar el Premio Internacional de Poesía de la Fundación Loewe 2016, dotado con 25.000 euros.

¿Qué libro le hizo querer ser poeta? Marinero en tierra, de Rafael Alberti. Me enseñó a contemplar el mar de Cádiz con luces diferentes.

¿Qué poema ajeno le habría gustado escribir? Espacio, de Juan Ramón Jiménez. Para mí es el mejor poema del siglo XX en español.

¿Qué enseña la música que no enseña la poesía? ¿Y viceversa? Son hermanas gemelas que a veces se pelean. La música enseña la abstracción total del lenguaje; la poesía, el lenguaje de la abstracción.

¿Qué haría para aumentar la cultura musical de los españoles? Incrementaría la enseñanza musical en todos los planes de estudio y planificaría una red de conciertos.

De no ser escritor le habría gustado ser... Pianista, compositor, director de orquesta. O quizás simplemente el musicógrafo que soy.

¿Cuál ha sido el último libro que le ha gustado? Brújula, de Mathias Enard, el premio Goncourt 2015.

Si tuviese que usar una pieza musical como autorretrato, ¿cuál sería? El segundo movimiento, adagio, de la Sonata para arpeggione y piano D. 821, de Schubert, pero en la versión de Rostropovich y Britten.

¿Qué suceso histórico admira más? La supervivencia y la esperanza de los perseguidos en todos los exilios y en todas las batallas del mundo.

¿Qué encargo no aceptaría jamás? La letra de cualquier himno nacional.

¿A quién le daría el próximo Premio Cervantes? A Francisco Brines, a Rafael Cadenas o a Ida Vitale.
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo