La poesía es una oportunidad de encontrar algo nuevo cada día» - España

Fuente. http://www.ideal.es/granada/culturas/201601/17/poesia-oportunidad-encontrar-algo-20160113003555.html

Su victoria en el Premio Hiperión en 2014 fue su carta de presentación. Paula Bozalongo (Granada, 1995) dio un zapatazo en la escena literario con 'Diciembre y nos besamos', un poemario íntimo, fresco y cargado de una nostalgia no exenta de alegrías que sorprendió y gustó por igual a crítica y público. Ahora, centrada por igual en la Arquitectura y la Poesía, prepara «sin prisas pero sin pausa» su próximo libro.

Hace unos meses, Jesús Cotta decía que la Poesía es la más alta expresión de la Literatura, ¿está de acuerdo con esa visión?
Coincido en parte por el valor sintético que tiene la Poesía. Es lo que más disfruto y más me llama la atención de ella. No te pueden sobrar palabras. Esa reducción tan sencilla, que a la vez dice tantas cosas, le da mucho valor a la expresión.

A pesar de eso, sigue siendo un género minoritario, ¿por qué?
Creo que ocurre por una concepción ya asumida que por una realidad. Muchas veces creo viene por parte de los poetas, que en algunos casos se mantienen quizás en un modo de expresión o de ser parte de esa máxima expresión de la Literatura que hablábamos antes que aleja a los lectores. Si la Poesía no es dominante ahora mismo es por una cuestión comercial.

¿Es más fácil acercarse a ella al vivir con un poeta en casa?
Sin duda. No sé si me hubiera acercado a la Poesía de otra manera, posiblemente sí... Si ves un día tras otro un libro sobre la mesa, llega el día en que lo coges y lo lees, ¿no? (Risas) Cuando eso sucede muchas veces, ya empiezas a opinar: lo que te gusta, lo que no. Recuerdo que al principio lo hacía sin mucha conciencia. «Esto sí, esto no.» Y a veces ocurría que me decía mi padre: «Pues deberías leerlo de nuevo y darle otra oportunidad». (Risas).

¿Recuerda su primer momento de asombro con la Poesía?
Yo hablaría más de una época, la adolescencia, cuando ves que empiezas a entender poemas que ya habías leído antes y que no sabías muy bien en qué se basaba esa afinidad.

¿Cuáles son las virtudes de la Poesía que se está escribiendo ahora?
No tengo nada claro cuál es la Poesía que se está escribiendo ahora y esa podría ser una de sus virtudes. (Risas) Que haya tantas opciones me parece una virtud. Su amplitud hace difícil tener claro qué es lo bueno y lo malo, pero es más fácil moverte por espacios y ver con cuáles coincides más y con cuáles menos.

«En la poesía encuentro una reflexión y mucha calma, es una manera de ordenar y entender»
¿Y sus defectos?
A mi manera de escribir, es un defecto tomar la inmediatez como una virtud. Alguna vez he colgado un poema en Facebook y me ha costado asimilarlo con el tiempo. A veces está bien tomarse un tiempo, dejarlo en un cajón. Confiar demasiado en que la inmediatez forme parte de la inspiración puede ser peligroso.

¿Para quién escribe?
La intención está más en escribir que en la posibilidad de publicar. En el primer libro lo hice así, no pensé en nadie más. Hasta ese momento no conocía a ningún lector y no pensaba en publicar. Lo nuevo del segundo libro, que está sin publicar, es esta realidad. Ahora que escribo poemas nuevos sí que es verdad que fluye de otra manera. «¿Se entenderá así? ¿De otra forma?». El poema ya no es solo tuyo, la gente lo relaciona con situaciones personales, se construye en conjunto y la responsabilidad crece. Estoy tratando de manejar esto.

«Antes creía que en la poesía cabía todo»
«Por un momento creí que sí, pero creo que está bien que cada cosa tenga su espacio. En la poesía cabe todo pero sabiendo desde dónde y hasta dónde. Puede haber arquitectura en poema, pero no se puede calcular estructura con poesía».

¿Puede la Poesía cambiar el mundo?
Con cualquier cosa, tener la intención de cambiar el mundo habla más de uno mismo que de los demás. Sí que creo que la Poesía, al formar parte de tu vida, te ayuda. Si me obligaran a leer poesía porque es algo mejor posiblemente no me gustara hacerlo.

¿Qué encuentra en la poesía como lectora?
Es siempre un descubrimiento. Odio, por ejemplo, las épocas en las que lees y no hay nada que te destaque especialmente. La poesía es una oportunidad de encontrar algo nuevo cada día.

¿Y como escritora?
Encuentro una reflexión y mucha calma. Es una manera de ordenar, de sentarte y respetar tu tiempo, y empezar a entender muchas cosas con uno mismo y con los demás. Si no escribiera, no entendería de la misma manera lo que pasa a mi alrededor.

Carta de presentación

Hace año y medio publicó 'Diciembre y nos besamos', ¿ha cambiado su vida desde entonces?
Si ha cambiado, ha cambiado para mejor porque ha sido una oportunidad de conocer a mucha gente, de conocer también sitios que no conocía, de acercarte a gente que conoces de otra manera. Un primer libro es una carta de presentación y que se haya valorado como se ha valorado es a la vez emocionante y una responsabilidad.

Recibió el Hiperión entonces, uno de los más respetados. ¿Siente presión de cara a su próximo libro?
Intento no pensarlo. (Risas) Fíjate que una buena amiga me dijo que el segundo iba a estar mal. Al principio pensé: «¡joder, qué putada!». Pero pensándolo bien, dándolo por hecho puedo quitarme presión para escribirlo y facilitar que no se cumpla. (Risas) Hay gente que ya me pregunta por el segundo, pero ni me lo planteo. No es cuestión de poemas, pero no creo que haya que ir rápido. Sí, hay responsabilidad, pero tampoco quiero que eso me afecte.
PABLO RODRÍGUEZ