«Todos hemos escrito poesía alguna vez» - España

Fuente: http://www.hoy.es/caceres/201601/17/todos-hemos-escrito-poesia-20160117002140-v.html

Da vértigo cuando Nando Juglar, Rafael Fernando García González, (Valdelacalzada, Badajoz, 1952) dice, con la mayor normalidad del mundo, que ya celebra cincuenta años en la música. Parece mentira que haya podido exprimir la vida tanto, pero así es. Y lo que le queda, porque parece dotado de un enorme optimismo y muchas ideas para el futuro.

Nando Juglar celebra un ciclo vital bien aprovechado, en el que ha bebido de numerosas fuentes. Su cartografía personal le ha llevado por una quincena de países, de los cuales ha sacado inspiración y conocimientos para sus discos, una treintena de trabajos. Desde su pueblo natal a Barcelona, Madrid, Canarias o distintos puntos de América Latina, este músico vocacional se ha nutrido de un viaje infinito montado en un tren de larguísimo recorrido.

El próximo disco incluirá a mujeres poetas de la región
El autor estará mañana lunes en el salón de actos de Caja Extremadura (calle Clavellina) con su recital 'Los poetas de Nando', en el que intervienen César García, Domingo Nevado y Javier Feijoo, junto al coordinador del aula HOY en Cáceres Antonio Bueno. Se trata de un recorrido por los grandes nombres de los poetas extremeños que tiene como objetivo mostrar la grandeza de las letras regionales, a veces ocultas tras una enorme capa de desconocimiento.

¿Qué ofrece el lunes en Cáceres?
Presentaré el disco 'Los poetas de Nando' que editó el diario HOY el año pasado en octubre. Se ha presentado en más sitios, consta de un documental, 'El juglar extremeño' y algunos temas del disco. En el disco hay 10 poetas de Cáceres y 10 poetas de Badajoz, pero ese día solo haremos unos cuantos.

¿Qué representa este disco dentro de su amplia trayectoria profesional?
Este trabajo no ha sido una cosa puntual, sino una recopilación de años en donde tenía temas de distintos poetas como Jesús Delgado Valhondo, Manuel Pacheco, Álvarez Lencero y otros, también algunos que he conocido más recientemente. Los temas se han ido grabando a lo largo del tiempo.

¿Cómo ha sido la selección, le ha resultado complicado?
Ha habido que elegir, no podían ser más de 20. No lo he hecho pensando en los nombres de los poetas, sino en las poesías que a mí me gustaban o que me servirían para ponerle música. Hay poemas que están hechos con orquesta, guitarra y cantautor, música pop...hay un poco de todo.

Es un formato muy original, ¿cómo lo recibe la gente?
Ha surgido ahora, es una forma diferente de hacer que la poesía se llegue a conocer más. La gente que va a los conciertos no conoce a la mayoría de los poetas extremeños, o si los conocen no conocen en concreto ese poema. La poesía es muy minoritaria.

¿Y para usted qué representa la poesía?
A mí siempre me ha gustado, desde pequeño, y ya compuse por Luis de Góngora, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez. Así que he sentido una gran satisfacción haciendo este disco. Me atrevo a hacerlo porque disfruto y porque veo que en los conciertos la gente se anima y les gusta. En realidad, creo que todo el mundo alguna vez ha escrito alguna poesía.

¿Qué balance hace de estos largos 50 años en la música? ¿Todo ha cambiado mucho?

El balance es complicado, yo empecé con 14 años con un grupo musical que iba a los pueblos cuando las carreteras eran de tierra. De ahí hasta ahora ha pasado mucho tiempo, he vivido en más de 15 países, siempre me ha gustado mucho aprender. En 50 años siempre he intentado hacer fusión, las jotas extremeñas con música actual, poner música a poetas, hacer rancheras, música cubana, vallenatos...

¿Cuándo ha vivido fuera ha difundido la música extremeña?
Siempre que he estado fuera, y he vivido en países como Colombia, Marruecos, Mauritania, cada vez que he podido he difundido la música del país y de la región, sus diferentes estilos.

Lo nuevo y lo antiguo

¿De todos los países en los que ha vivido, cuál le ha dejado una mayor huella?
En todos ellos he aprendido, y tampoco hace falta irte a ningún país para aprender, te vas a un pueblo de Cáceres o a un pueblo de Badajoz y sin darte cuenta estás aprendiendo. Yo he tenido la suerte de estar en contacto con músicos de muchos lugares que son desconocidos y que, madre mía, son buenísimos. Hay que tener esa curiosidad. Estoy deseando volver a salir para aprender, eso no hay que perderlo nunca.

¿Internet ayuda a difundir la música o hace que pierda algo de magia?
No quiero decir que sea ni bueno ni malo, es diferente. Tú sacas un disco y a los dos minutos pueden estar escuchándolo en el otro lado del mundo. Eso es lo bueno, pero también pierde una parte de lo humano, el calor de la persona, eso es muy importante. Por ejemplo, un poema musicado no sé si otra persona al otro lado del mundo puede llegar a sentirlo en toda su cercanía. Hace 30 o 40 años componías una canción, ibas a los pueblos, estabas en contacto con la gente, era más humano. La gente joven tiene otra manea de expresarse, con la misma ilusión, pero todo más mecanizado y con un poco menos de contacto físico. Por eso son muy buenos los conciertos acústicos, aunque no haya muchas personas, porque se aprende mucho de la gente.
CRISTINA NÚÑEZ