Imanol Portilla (Autor del libro 'Aunque dure un instante'): «La poesía es evitar la simplificación de las cosas complejas» - España

Fuente: http://www.diariovasco.com/costa-urola/201512/17/imanol-portilla-autor-libro-20151217010120-v.html

Aunque es natural de Cantabria, lleva desde 1988 residiendo en Zarautz y además de su labor profesional como psicólogo de salud mental y psicoterapeuta, Imanol Portilla hace sus pinitos en la literatura y este sábado presentará en el Photomuseum su tercer libro, un poemario bajo el título de 'Aunque dure un instante'.

-¿Cómo va a ser la presentación de este libro?

-Comenzará sobre las 18.00 horas del sábado, en villa Manuela y consistirá en un recitado que haré yo mismo de algunos de los poemas del libro y estará acompañada de música en directo, que aunque no serán muchas canciones sí que estarán muy ligadas a lo que voy a recitar.
-¿Por qué escoge la poesía en este libro?

-No es que escoja la poesía, es ella la que me escoge a mí. Yo estaba muy envuelto en una novela que llevo escribiendo mucho tiempo pero la poesía me asalta como a ráfagas y entonces no puedo hacer otra cosa que escribirla según me viene.

-Usted es psicólogo ¿cómo compagina su trabajo y esta inspiración poética que le llega?

-La poesía me surge mucho en mi tiempo libre y en momentos inesperados. Por ejemplo, voy corriendo por la playa aquí en Zarautz y me viene el poema o estoy en Samarkanda o en un tren, este verano en Japón, y de repente tengo que pararme y escribir aquello que me ha llegado en ese momento. Es más imperioso que el comer, necesito plasmar lo que me surge en ese momento.

-¿Qué es lo que reflejan sus poemas? ¿Parten de algo o son reflejos de un instante determinado?

-Reflejo la vida, las circunstancias. los hechos, las emociones. En este libro reflejo el paso del tiempo, algo que no tienes más remedio que tomarlo como viene. En mi caso ya un tiempo importante ha pasado y me surgen recuerdos, añoranzas, poemas de toda una infancia que se unen con las vivencias actuales. Hay algún poema en el que hablo de Jerusalén y sus tres culturas porque estuve en Israel y me vino un poema que tuve que escribir cuando estaba allí. Pero también hay momentos en los que escucho a mi madre toser y tengo la sensación de que tose mi madre en mí y cuando toso me escucho la voz de ella y me digo que el paso del tiempo es de esa manera.

-Escoge la poesía para trasmitir sus sentimientos, ¿es aficionado a este género literario?

-Sí, desde niño soy aficionado. Tengo a parte de mis amigos que son poetas y algunos me acompañarán el sábado. Tengo con ellos muy buena relación y desde siempre la poesía me ha seducido. Estoy al tanto de lo que publican mis contemporáneos pero también vuelvo mucho a los clásicos. En este libro hago un guiño a los poetas y a las lenguas. Elijo a tres que para mí son significativos, a nuestro donostiarra Gabriel Celaya, al catalán Salvador Espriu y a la gallega Rosalía de Castro. Hago un poema de cada uno de ellos en su lengua vernácula.

-El lector de su poemario, ¿cómo se debe acercar al libro?

-Pienso que con respeto, naturalidad y con cariño, tal y como yo lo ofrezco, para los que leen poesía de una forma directa, pero para los que no tienen costumbre, sí que sería importante que la vayan leyendo con tranquilidad, despacio, con tiempo. La poesía para el que no tiene costumbre es algo que tiene que metabolizar porque a veces se empacha. No puede pasar de varios poemas por falta de costumbre pero una vez que lo consigue es como una adicción.

-¿Recomendaría como psicólogo la poesía como terapia?

-Sí que se lo recomiendo, pero como le puedo recomendar hacer deporte, aunque el trabajo psicoterapéutico se haga aquí. Son herramientas que van al lado. De hecho la poesía, la palabra y la psicología están totalmente hermanadas. Por eso recomiendo poetas fáciles o claros como pueden ser Antonio Machado, Celaya o Gloria Fuertes. Son fáciles de entender, tienen un ritmo alegre y ocurrente.

-¿Es fácil publicar poesía en la actualidad?

-No es fácil. Se publican más otros géneros pero creo que está resurgiendo. Quizás la poesía para mí es evitar la simplificación de las cosas complejas. Creo que entre los jóvenes vuelve a tener un espacio.

-El libro cuenta con un prólogo de Luis Alberto De Cuenca e ilustraciones de Ignasi Blanch i Gisnert.

-Luis Alberto es Premio Nacional de poesía e Ignasi Blanch lo fue de ilustración. Ignasi, quien pintó el muro de Berlín en el espacio que le correspondía a cada país. Somos amigos desde hace mucho tiempo y teníamos el proyecto de hacer yo el libro y que él lo ilustrara. Lo ha hecho de tal manera que en las ilustraciones está reflejado perfectamente el poema.

-¿Cuándo recomienda usted leer poesía?

-Cuando venga bien. Pero al caer la tarde, como decía San Juan, es un momento especial, cuando empieza el atardecer, nos recogemos en casa o en nuestro interior, en el malecón de Zarautz cuando apenas queda luz y apenas hay gente puede ser un momento mágico, muy adecuado. Solo me resta animarles a que acudan el sábado a la presentación que espero que les guste a todos.
JUAN MARI ZUBIAURRE