Un viaje en el tiempo a través de los versos

Fuente: http://www.clarin.com/cultura/Martin_Prieto-Festival_de_poesia_de_Rosario_0_1438056602.html

Rosario, sábado por la tarde. Ya sobre el cierre de la XXIII edición del Festival Internacional de Poesía de Rosario que se desarrolla aquí desde el jueves, un breve diálogo con el poeta y ensayista Martín Prieto, director del evento:

-Las actividades del festival han tenido muy buena respuesta del público. De toda la movida, recitales, presentaciones, ¿algún evento te sorprendió?

-Todo lo que se armó el jueves durante la presentación de los poetas de dos revistas ya casi míticas de la ciudad, que se publicaron en los años 70, “El lagrimal trifurca” y “La cachimba, fue muy especial”. Fue un evento de producción difícil, porque hubo que persuadir a los poetas de que leyeran sus poemas de esos años; todos ellos han seguido escribiendo, y quizás hubieran preferido leer su producción actual y de hecho les hemos pedido que lo hicieran en las lecturas de las tardes siguientes. Pero concebimos la lectura inaugural del jueves como una suerte de viaje en el tiempo, donde incluso fueron presentados mencionando los pocos libros que entonces tenían publicados; y así, por ese juego, y a través de la lectura de sus poemas de los años 70, muchos de los que escuchamos y de alguna manera también ellos mismos, tuvimos la oportunidad de asomarnos a lo que fue aquella época, a lo que fueron esos poetas alguna vez. La conferencia de Eduardo D’ Anna, la presentación por Elvio Gandolfo del facsímil de El lagrimal ... publicado por la Biblioteca Nacional completaron ese viaje y ese rescate; creo que fue un momento único, de auténtica emoción.

-Hay a la vez un salto de veinte, veinticinco años adelante, hacia el presente, con la publicación de “43/70”, la antología de 43 poetas de todo el país nacidos a lo largo de la década del 70 que publicó la Editorial Municipal de Rosario y también se presentó en el festival.

-Es la idea que hemos venido manejando el festival y la editorial municipal en estas últimas ediciones: dar espacio a la tradición y a la vanguardia, con la idea, diríamos, parafraseando a Giorgio Agamben, de que la vanguardia no es más que una nueva reflexión sobre la tradición, y que por lo tanto implica conocer la tradición.
Martín Prieto