Del tiempo y sus caminos (54): La voz de la poesía irlandesa en tiempos recientes y actuales

Fuente: https://www.abc.es/espana/castilla-la-mancha/toledo/centenario-quijote/abci-tiempo-y-caminos-54-poesia-irlandesa-tiempos-recientes-y-actuales-202205182159_noticia.html La historia de Irlanda aparece con no poca frecuencia en la poesía irlandesa, lo cual no es de extrañar, pues Irlanda fue país invadido y colonizado por Inglaterra en la época de Cromwell, a quien, al haber leído la historia en la que se muestran sus crueles y constantes ataques contra el pueblo irlandés, podríamos calificar como genocida de irlandeses. Los irlandeses lucharon por su independencia y por la libertad de mantener su religión católica, y no pocos, en su lucha, fueron eliminados de este mundo. Debido a esto, la historia, junto con la política, siempre estuvo presente en la poesía de un país marcado por una historia trágica, pero cabe decir que la política, en sus distintas manifestaciones, aparece de forma más explícita en la poesía del tiempo que nos ocupa ahora. El poeta y dramaturgo dublinés William Butler Yeats (1865-1939) vio la necesidad de un movimiento cultural irlandés basado en el conocimiento y reivindicación de las raíces históricas y mitológicas de su país, en las que él se había sumergido con verdadero entusiasmo. Estimulado por la historia legendaria de Irlanda de Standish O’Grady, Yeats se propuso darle e ésta una expresión poética, no sólo al paisaje (recuérdese el paisaje de Sligo de su infancia), sino a las leyendas y los héroes de su país. En 1889 aparece su poema largo 'The Wanderings of Oisin' ('El periplo de Oisin'), en el que se nos narran las aventuras, de alto contenido mágico y espiritual, de este héroe-poeta de uno de los más importantes ciclos de las sagas mitológicas. La obra poética de Yeats es larga, rica, formal y temáticamente, y también compleja, sobre todo la escrita a partir de 1919, dado su alto contenido simbólico y la propia visión espiritual del poeta, su particular mística. La extensa obra de Yeats, junto con esta citada obra da testimonio de todo lo aquí expresado. La poesía irlandesa de los últimos cincuenta años ha experimentado un extraordinario auge. Esto no es de extrañar si tenemos en cuenta que Irlanda es un país de larga y arraigada tradición poética. El gusto popular por la poesía, la presencia de la oralidad y la música en la cultura irlandesa, les han sido siempre favorables a la poesía y a los poetas. Con todo, tras el establecimiento de la República en 1948, es decir, la lograda independencia de Irlanda, la poesía irlandesa se ha revitalizado y ha ido incluyendo nuevos temas y planteamientos estéticos y también morales. Asimismo, la división del país, la conflictiva situación en Irlanda del Norte, de la que han escrito y escriben poetas católicos y protestantes, la violencia, la religión o el lenguaje, son temas presentes en la poesía irlandesa actual. En relación muy directa con la historia de Irlanda, país tan asediado por Cromwell, el poeta, novelista y dramaturgo Brendan Kennelly (1936) muestra la herida aún abierta y dolorosa de la historia irlandesa en libros suyos. Esta herida, resultado de la trágica relación de Irlanda e Inglaterra, será tema recurrente en Kennelly, tal y como atestigua este libro de poesía de humor negro, dolor e ironía que lleva por título el nombre del genocida de irlandeses: Cromwell, 1983, siniestro protagonista de este poemario. La poesía de Kennelly es terreno de batalla a pecho descubierto, el valiente y vital fruto de sus principios éticos y estéticos. Muy abundante es el número de poetas irlandeses de verdadera valía y, por tanto, muchas son las voces poéticas irlandesas que merecen ser citadas, mas no es posible, por cuestión de espacio, citarlas todas aquí. Poeta muy conocido y reconocido internacionalmente es Seamus Heaney, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1995. Nacido en 1939 en el condado de Derry en una familia de modestos granjeros católicos. Conocí personalmente a Seamus Heany, traduje al español algunos de sus poemas, cordial amigo este poeta norirlandés. Una de las claves de la poesía de Heaney es su alianza con la tierra, desde su sentido más físico e inmediato a su sentido ancestral y mítico, anclado en la historia. La tierra también como ámbito político, como espacio de enfrentamiento. El tercer libro del poeta, Wintering Out, 1972, evidencia una honda y conflictiva vivencia del problema norirlandés, enraizado en un pasado colonial que continúa produciendo estallidos de violencia en el presente. Puede decirse que para Heaney la poesía es la búsqueda de las raíces que nos unen a un pasado, a una estirpe, y búsqueda de las raíces en las que se hunde el sentido primigenio del lenguaje. POR BEATRIZ VILLACAÑAS