El escritor Guillermo Carnero reivindica la poesía como “un acto de intensidad y conocimiento” en la penúltima noche de Marpoética

Fuente: https://www.marbella.es/actualidad/item/41121-el-escritor-guillermo-carnero-reivindica-la-poesia-como-un-acto-de-intensidad-y-conocimiento-en-la-penultima-noche-de-marpoetica.html La convivencia generacional fue anoche la nota dominante en el penúltimo acto de Marpoética, el festival que organiza la delegación de Cultura del Ayuntamiento de Marbella y que este año alcanza su cuarta edición bajo la dirección literaria del poeta y periodista Antonio Lucas. La Biblioteca Fernando Alcalá, sede de la velada, reunió al escritor valenciano Guillermo Carnero, figura esencial de la poesía de las últimas décadas, con dos de los más esperanzadores poetas del panorama español, la gallega Raquel Vázquez y el madrileño Mario Obrero, últimos ganadores del Loewe Joven. Durante el acto, al que asistió como público otro clásico contemporáneo, como es el autor vasco Bernardo Atxaga, Guillermo Carnero reivindicó la poesía como “un acto de intensidad y de conocimiento que une pensamiento, emoción y música” y que nace “con vocación de comunicación”. El autor de poemarios como ‘Verano inglés’ participó en una mesa de debate junto al poeta y profesor jiennense Juan Carlos Abril y al escritor madrileño afincado en Cádiz Javier Vela. La cita arrancó con unos versos en homenaje de José Manuel Caballero Bonald, pronunciados por Abril, gran especialista en su obra, y luego dejó reflexiones muy interesantes sobre la conexión de los autores con los lectores, sobre la inspiración o sobre la chispa que enciende el poema. Carnero, en ese contexto, dijo que ahora mismo “lo difícil es encontrar al lector, pues el número se va reduciendo ya que leer poesía requiere adiestramiento, tiempo libre y serenidad”, algo que no conjuga bien con los tiempos actuales. En cuanto a la inspiración se refirió al verso de San Juan de la Cruz que dice que “unas palabras me las da Dios y otras me las busco yo”, en referencia a que algunos versos llegan a la mente del autor cuando ni siquiera lo espera, pero que al final siempre es necesario el oficio para poder llevarlos a término. El autor y profesor señaló que la poesía “va despacio”, que requiere tiempo, aunque también reivindicó la música como puerta de entrada, con canciones que “funcionan como poemas”. Por su parte, Javier Vela explicó que su escritura tiene vocación de conocimiento y defendió que el poema tiene el objetivo de “desvelar lo que estaba oculto, nombrar lo que antes no se había nombrado”. También dijo el autor madrileño que la poesía “es un canal que permite la reflexión mítica sobre el tiempo que al poeta le ha tocado vivir” y que por ello “toda voz funda una ética”. La noche concluyó con el último encuentro del ciclo ‘Palabras del mar’, que ha coordinado el poeta Javier Vicedo y ha reunido durante toda la semana en Marbella a algunos de los poetas menores de 30 años que más han destacado en los últimos tiempos. Anoche, en la clausura, le tocó el turno a los últimos ganadores del Loewe Joven, Raquel Vázquez y Mario Obrero, que agradecieron al Ayuntamiento de Marbella y su Delegación de Cultura su apuesta por la poesía con un festival de esta dimensión. Vázquez leyó varios poemas de sus libros y también algunos versos inéditos, mientras que Obrero conmovió con sus textos dedicados al exilio español y con poemas más intimistas como el que escribió el día que cumplía 16 años. Entre el público que estaba en la Biblioteca Alcalá se encontraba el escritor vasco Bernardo Atxaga, que llegó ayer mismo a Marbella desde el País Vasco para protagonizar el acto de clausura del festival junto a su director literario, Antonio Lucas. La cita tendrá lugar, al que igual que pasó con la apertura, hoy sábado en el Teatro Ciudad de Marbella y también intervendrá la cantante salmantina Sheila Blanco, que pondrá en escena su espectáculo ‘Cantando a las poetas del 27’. Con la voz de Sheila concluirá un festival por el que han pasado algunos de los mejores poetas del país y que, dedicado este año a la memoria de José Manuel Caballero Bonald, ha contado también con diversas exposiciones y un taller de creación literaria.