Los Reyes entregan el Premio Cervantes al poeta Francisco Brines entre naranjos y sillas de mimbre

Fuente. https://elpais.com/cultura/2021-05-12/los-reyes-entregan-el-premio-cervantes-al-poeta-francisco-brines-entre-naranjos-y-sillas-de-mimbre.html La frágil salud del autor obligó a trasladar el tradicional acto del 23 de abril en Alcalá de Henares a una sencilla ceremonia en su casa en la población valenciana de Oliva. En su casa de Oliva, rodeado del paisaje de su infancia que ha inspirado sus versos, Francisco Brines ha recibido este mediodía de manos de los reyes Felipe y Letizia la medalla del Premio Cervantes. El acto ha tenido un carácter íntimo, sin discursos protocolarios. Se ha celebrado en el patio interior de la masía de Elca, a las afueras de la población valenciana, donde vive el poeta de 89 años. Su frágil salud y la pandemia del coronavirus impidieron que se desplazara a Alcalá de Henares (Madrid) el pasado 23 de abril y que disfrutara de la tradicional ceremonia. Sentados en sillas y sillones de mimbre, entre macetas, jazmines y una gran enredadera de buganvillas, los Reyes han departido con el poeta; su sobrina Marina Brines; el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, y el director de la RAE, Santiago Muñoz Machado. Han hablado de literatura, de los últimos premios Cervantes que han recaído en poetas y, en esta ocasión, también en un académico de la RAE, lo cual no es nada habitual. Brines ha contado recuerdos de su infancia y detalles de la vida de Elca, la finca de naranjos que heredó de sus padres. En segundo plano, se hallaban el alcalde del municipio de Oliva, David González; la directora general del Libro, María José Gálvez; la presidenta de la Fundación Francisco Brines, Àngels Gregori, y el escritor amigo del premiado Fernando Delgado. Alegría de Francisco Brines El poeta Francisco Brines gana el Premio Cervantes: “Mi madre estaría muy contenta porque creía que no iba por el buen camino” La conversación ha sido distendida, nada solemne. “Él estaba muy feliz y emocionado, tranquilo, cercano. Los Reyes han destacado la belleza del lugar”, han señalado después Àngels Gregori y María José Gàlvez. Un micrófono permitía amplificar el hilo de voz del autor de El otoño de las rosas, superviviente de de la Generación de los 50, reconocido también con el Premio Nacional de Literatura, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, el Internacional de Poesía Federico García Lorca y el Nacional de la Crítica. “Qué alegría poder venir y sobre todo gracias por acogernos en su casa”, un “pequeño paraíso”, ha manifestado el Rey al escritor en el momento de su encuentro en el patio interior de su vivienda, ubicada en un entorno de huertos frutales y vegetación mediterránea desde la que se divisa el mar. Una hora después de entrar, Felipe y Letizia han salido de la casa y han desandado el camino, entre pinos y palmeras, de acceso a la masía hasta subirse a un vehículo oficial. Los reyes, Felipe VI y la reina Letizia, con el presidente valenciano, Ximo Puig, (izquierda) y el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, llegando a la casa de Francisco Brines en Oliva. Expectante y nervioso desde que el martes le comunicaron que este miércoles era el día de la visita de los Reyes (se lo ocultaron para evitarle más nervios), Brines les ha regalado su libro más preciado, La iluminada rosa negra, una antología de 40 poemas con 20 serigrafías del pintor murciano y amigo del escritor Antonio Martínez Mengual, editado por Ahora, y Premio Nacional al mejor libro de bibliófilos en 2004. En el acto celebrado a puerta cerrada, Brines también ha obsequiado al resto de los presentes con un libro antológico de sus poemas, recién editado por el Fondo de Cultura Económica y la Universidad de Alcalá. El escritor no ha dejado de agradecer a todo el mundo su presencia en Elca, “el territorio mítico” de su obra, según la poeta y amiga Àngels Gregori. “De alguna forma se cierra esa carta de amor que lleva escribiendo 89 años. En Elca toda la obra del poeta, de una forma de vivir, de ser, de estar en el mundo, de poner emoción en el paisaje valenciano tiene sentido”, ha afirmado. Los Reyes se han desplazado por segundo año consecutivo para entregar el Cervantes, el más importante galardón literario en castellano, dotado con 125.000 euros. El pasado año viajaron a Barcelona para dárselo al también poeta Joan Margarit, fallecido hace tres meses. FERRAN BONO