Joven estudiante lanza su primer poemario

Fuente: https://www.elnuevodia.com/brandstudio/radians-school/notas/joven-estudiante-lanza-su-primer-poemario/ El joven Sebasstián Augusto Adriano Herédia, estudiante del Colegio Radians, de Cayey, publicó su primer poemario Las letras y la literatura hicieron que Sebasstián Augusto Adriano Herédia, un joven de 17 años, estudiante del Colegio Radians, en Cayey, encontrara la manera perfecta de hacer oír su voz, y es que este joven escritor ha cultivado desde muy chico una pasión sin igual por estas disciplinas y las ha hecho un terreno fértil para conocerse y, de paso, dar a conocer su visión del mundo y de la sociedad en la que vive. “Desde temprana edad tuve cierta pasión por la literatura, en parte porque fue una actividad que se impulsó por mi familia, por mi mamá, por mi abuelita e incluso por mis hermanos”, comentó el estudiante de duodécimo grado del conocido colegio de Cayey, al señalar que su primera incursión en la declamación frente a una audiencia fue en un concurso de poesía en el Centro Cultural José “Momo” Mercado, en Caguas, a los cinco años. “En ese concurso de declamación y poesía fue la primera vez que tuve la oportunidad de hacer una pieza en público y me gustó mucho este proyecto”, destacó con entusiasmo, para agregar que luego continuó cultivando no solo la literatura, sino también la oratoria. Enfatizó que su familia, incluyendo a sus hermanos de 16 y de 20 años, ha sido una gran gestora de su amor por la escritura y la lectura. “En la oratoria me he destacado en distintas competencias y en distintos ámbitos”, dijo, mientras explicó cómo comenzó a escribir poemas. “Primero leía mucho de poesía y luego, con el tiempo, más o menos a eso de los 12 años, empecé a escribir mi propia poesía. Ya a los 15 años me empecé a dar la idea de publicar un poemario con todos los poemas que tenía”, resaltó, al mencionar que no fue hasta los 16 que logró su cometido. Describió que su primer paso para darle forma a su sueño fue hablar con Jaime Marcano Montañez, escritor residente del municipio de Caguas, quien, en esa etapa incipiente del proceso creativo de su poemario, le ayudó a repasar sus poemas y le dio dirección en cuanto a los procesos que debía seguir para crear una publicación. “Más allá de eso, fui recopilando mis propios poemas y diseñando mi poemario y para eso tuve que recurrir a diferentes fuentes”, destacó el joven. Al asentir que, si bien el proceso de producción de su poemario, “Cartas en mano, dosis de tinta”, no fue sencillo, aseguró que contó con el apoyo no solo de su familia, sino también del Colegio Radians, donde estudia desde el primer grado y cuyas clases le han brindado una base sólida que le ha permitido participar de actividades que fomentan su conocimiento y le permiten intercambiar ideas con sus pares. “Definitivamente, el Colegio Radians me ha ayudado a crecer en la literatura. Debo decir que las clases que he tomado aquí, por ejemplo, la de español; y las actividades extracurriculares, en este caso, de la Liga de Oratoria y del Club de Literatura y Escritura (-el cual preside-), me han ayudado a desarrollar aún más mi talento y mi intelecto, y a poder comunicar mi mensaje”, afirmó. Del mismo modo agradeció el insumo del juez del Tribunal Supremo de Puerto Rico, honorable Luis Estrella, a quien conoció en una de sus competencias de oratoria y quien se convirtió en su mentor durante el desarrollo del poemario. “Fue la persona que más impacto tuvo para que se diera esta obra... lo que hizo fue apoyarme y a mí me gusta mucho decir esto, porque es una gran persona”, dijo sin titubeos este joven, quien ha encontrado en la poesía romántica y en la social una manera de comunicar sus inquietudes. Me interesa mucho todo lo que tiene que ver con la política pública y muchos de los problemas sociales que estamos enfrentando en estos días [en Puerto Rico y en el mundo] y dado a eso empecé a leer mucha poesía social que me ayudó a revelar muchos de los problemas que estamos enfrentando”, acotó el estudiante, quien escogió 85 poemas de su extenso repertorio para formar parte de su primer libro, que publicó el 22 de julio de 2020. “En lo personal, tengo una colección amplia de poemas y cuando se me dio la [oportunidad de] publicación, empecé a seleccionar los que me parecían mejores, los que iban más con el mensaje que intentaba comunicar”… así, en 111 páginas y con 48 ilustraciones en blanco y negro, dio vida al poemario que brinda una mirada a la vida, al amor, al dolor provocado por ese amor y a lo que ocurre en la sociedad a través de sus vivencias como joven y su mirada analítica. El diseño del poemario, el cual fue publicado bajo el sello de Ediciones Situm, es, además ingenioso, y parte de los palos de la baraja de naipes: diamante, corazón, espadas y trébol. “Escogí ese tema porque me daba la oportunidad y los recursos para distribuir los poemas en sus distintos temas. La categoría de trébol simboliza, más que nada, la suerte, la vida. Entonces, ahí inserté poemas sobre mi experiencia con la literatura, con la poesía y cómo eso me ha ayudado a crecer. Luego, en la categoría de diamante, hablo de la poesía social. Ahí donde se refleja mucho de mi niñez y de mi desarrollo en la literatura, pues yo mismo creé mi propio análisis y mis propias creencias sobre los problemas sociales que estamos enfrentando”, detalló. Luego insertó la categoría de corazón, que trata del amor; y la categoría de espada, que trata del dolor que causa ese amor. “Con esta obra, he tenido la oportunidad de introducirme un poco más en lo que es el área de la publicación y me gustaría volver a publicar otra obra en futuro”, señaló, a la vez que habló de la conceptualización de su próximo trabajo. “Esta nueva obra sería un poco más enfocada en la poesía social porque ese es el tema en el que yo voy a desarrollarme, pues me gustaría seguir una carrera en política pública y crear un gran impacto social en el mundo”, aseveró. Sobre su razón para publicar el poemario indicó que es una forma de motivar a la juventud y un llamado a que se le brinde oportunidades reales porque tiene mucho que aportar para mejorar la sociedad. “Pienso que, muchas veces, carecemos de ciertas oportunidades y de ciertos recursos que no se nos brindan porque existe la creencia común de que la juventud es inmadura y no sabe aprovechar lo que tenemos o que a la juventud no le importan nuestro país o nuestra historia... y yo estoy en desacuerdo con eso. Creo firmemente que, si se nos brindan más herramientas para ser exitosos y tener más participación en la vida social y política, vamos a tener una mejor sociedad, tanto en Puerto Rico como en otros países”, aseguró Sebasstián Adriano. Aunque aceptó que es muy difícil escoger uno de sus poemas preferidos, sería “Dueños de quien”, un poema de índole social, en la sección de diamante, el cual representa lo que piensa en esta etapa de su vida. “Es una exposición general de todas mis creencias en cuanto al mundo. Primero, se trata el tema del egoísmo y cómo, muchas veces, nos cortamos las alas, y la sociedad se enfoca en oprimir y marginar a algunos sectores que realmente merecen mayores derechos, mayor gozo de vida. Entonces, yo hago ese pequeño análisis sobre muchos de estos problemas sociales... es un pequeño resumen”, reveló locuazmente. “Cartas en mano, dosis de tinta” está disponible a través de Biblio Services, una división de Ediciones Situm. Para información, escriba a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Por BrandStudio