Claudio Rodríguez, la poesía como adolescencia

Fuente: https://www.dominicanos.nyc/2020/11/18/claudio-rodriguez-la-poesia-como-adolescencia/ Siempre la claridad viene del cielo». Parece obvio. Pero no lo es. Sobre la claridad y sobre el cielo podrían redactarse tratados y monografías sin cuento. Cuando escribió, con 17 años, este endecasílabo, con el que se inaugura Don de la ebriedad, Claudio Rodríguez quería ser poeta de un solo libro, autor de un solo poema que fuera, al fin, su poema-vida. Su texto fundacional y existencial. Y lo consiguió. De hecho, él mismo se terminó convirtiendo en poema. Hasta las últimas consecuencias. Siempre la claridad viene del cielo pero, además, «la claridad es un don». «No se halla entre las cosas / sino muy por encima, y las ocupa / haciendo de ello vida y labor propias».