Treinta años de poesía internacional en Medellín

Fuente: https://www.radionacional.co/noticia/medellin/treinta-anos-de-poesia-internacional-medellin Éste y todos los mundos serán de todos. Resplandecerá la hora de la vida nueva, el triunfo de la vida sobre la muerte” Fernando Rendón. Fragmento del discurso de aceptación del Premio Nobel Alternativo, 2006. Eran los años 90 cuando los creadores del Festival Internacional de Poesía de Medellín decidieron hacer frente al panorama lúgubre de la ciudad, del país y del mundo que imponía la violencia. “En Colombia se exacerbó el ciclo del horror. Medellín, que vivió las diarias explosiones de carros bomba de alto poder, activados por el Cartel de Medellín contra el Estado colombiano, se ganó tristemente en su momento el título de capital mundial del narcotráfico y de la matanza. Así, contra la muerte frontal emergió este festival, romper el cerco de fuego con las armas del espíritu”. Así lo narra el poeta Fernando Rendón, fundador y director del evento. Ya se cumplen 30 años del nacimiento del Festival que fue gestado desde la Revista Prometeo, y que a través de los años se ha convertido en un espacio cultural en el que confluyen voces en todos los idiomas, y los diversos sentires de los amantes de la palabra de todos los continentes. Su primera versión se llamó ‘Un día con la poesía’ y se realizó el 28 de abril de 1991, en el Cerro Nutibara de Medellín, donde además de la lectura de poemas se realizaron talleres de creación poética, montajes de poemas a través de la danza y el teatro, monólogos teatrales y proyección de videos sobre la vida y obra de algunos poetas colombianos. Poetas que participaron en la primera versión de este Festival, como el colombiano Gabriel Jaime Franco, atestiguan de la realidad del momento: “(…) ¿Pero es de quién en la noche urbana, el llanto inconsolable de la madre, su terrible nudo de sombras, o la lenta oración del padre, que se pasea por los cuartos respirando el denso aroma de las flores mortuorias, alguien canta no obstante, alguien cantará en esta fría población de adioses". Dentro del engranaje que construye el Festival nace en 1996 la Escuela de Poesía de Medellín, convocada conjuntamente por Prometeo y la Escuela de Poesía en Viena, con la colaboración del poeta austríaco Ide Hintze. Desde sus inicios y hasta el momento, se ha constituido en un espacio transmisor de conocimientos, asociados a la experiencia poética y sus diversas manifestaciones. “El Festival Internacional de Poesía de Medellín ha permitido que muchas personas de lugares muy vulnerables tengan un acercamiento con la palabra, entendiéndose no solo como un evento, sino como educación masiva en cuanto al lenguaje, a creatividad a conciencia”, asegura el poeta chileno Óscar Saavedra. Asimismo, desde 2006 se puso en marcha el Proyecto Gulliver, que posibilita que niños, niñas y adolescentes, entre los 9 y 12 años de edad, en 115 escuelas y centros de acogida a la niñez, en situación de desprotección de la ciudad de Medellín y el Área Metropolitana, puedan acceder a actividades formativas en lectura y escritura creativa. A tal grado llegó su influencia internacional que en septiembre de 2006 la fundación Right Livelihood Award (Premio al Sustento Bien Ganado) con sede en Estocolmo, comunicó la decisión del jurado de otorgarle el Premio Nobel Alternativo de la Paz, “en reconocimiento al coraje y a la esperanza en tiempos de desesperación”. El Festival Internacional de Poesía de Medellín fue elegido por el jurado entre 73 candidatos de 40 naciones, activistas por la verdad, la paz y la justicia social, sustentando que se lo ha ganado “por afirmar y expresar los valores humanos de la belleza de la creatividad, la libertad de expresión y por su trabajo con la comunidad, en oposición al miedo y a la violencia que prevalecen en Colombia y en el mundo todavía hoy”. El premio lo recibió Fernando Rendón el 8 de diciembre de ese mismo año en el Parlamento de Suecia. Año a año, con cada versión, y con la persistencia de sus organizadores, este Festival fue arraigándose en la identidad de la capital antioqueña y del país, por lo que mediante la Ley 1291 de 2009, el Congreso lo declaró Patrimonio Cultural y Artístico de la República de Colombia. Actualmente, el festival cuenta con el apoyo de la Alcaldía de Medellín, el Ministerio de Cultura y la Fundación del Premio Nobel Alternativo. Este año, para conmemorar sus 30 de vida, durante 70 días continuos, contados a partir del primero de agosto hasta el 10 de octubre de 2020, se realizará el trigésimo Festival Internacional de Poesía de Medellín, mediante una conexión virtual en una plataforma con capacidad para albergar 500 mil espectadores, quienes podrán interactuar en muchos espacios virtuales con los más de 200 poetas y artistas invitados, procedentes de 103 países. Dentro de su programación se incluirán lecturas individuales y colectivas de poemas, cursos y talleres, conciertos, paneles, entrevistas y conversatorios, todo a través de la página oficial y redes sociales del festival: https://www.festivaldepoesiademedellin.org/ “Esta ha sido la ocasión para muchas personas para conocer la poesía contemporánea y la reflexión de los poetas sobre los problemas que nos preocupan a todos y que se ven de una manera humana y creadora a través de la poesía, que es el lenguaje del humanismo, del más grande amor por los seres vivos y por la naturaleza, que permite la elevación del espíritu humano, la exaltación de la vida y la búsqueda de la paz de Colombia y del mundo”, afirma Gloria Chvatal, de la organización el Festival. Por: María Eugenia Durango Vera