La poesía libertaria de mujeres afrodescendientes

Fuente: https://www.resumenlatinoamericano.org/2020/07/29/cultura-la-poesia-libertaria-de-mujeres-afrodescendientes-recopilacion-de-la-redh/ Con motivo del Día de la Mujer Afrodescendiente, las compañeras de la REDH agrupadas en el Colectivo feminista “Libertadoras” han dado a conocer esta excelente recopilación poética de mujeres del continente. El colectivo feminista “Libertadoras” de la REDH saluda este día de lucha que desde aquel verano dominicano de 1992 se viene reconociendo como el día de la mujer afro latinoamericana y caribeña. Cada 25 de julio deberá resaltar, visibilizar especialmente estas opresiones dentro de opresiones, denunciándose cada vez con mayor fuerza, situaciones de desigualdad y vulnerabilidad que se continúan viviendo. La realidad nos ha mostrado que Etnia y Género se entrelazan y superponen haciendo más dura e inhumana la explotación capitalista. Pero también nos muestra mujeres afrolatinoamericanas y caribeñas partícipes destacadas de nuestra primera independencia, que hoy como ayer se levantan a lo largo y ancho continente y comienzan a construir una patria nueva que las incluya, que las nombre. Constructoras silenciosas de la patria grande, Libertadoras, Marianas cubanas o lanceras de Artigas en el Sur, las Marielle Franco que el 27 de este mes cumpliría 41 años, pero el fascismo no la dejó. De pie y unidas ¡Venceremos! Colectivo feminista “Libertadoras” de la REDH A las Mujeres. Por Edda I. López Serrano Edda I. López Serrano. Secretaria de Asuntos de la Mujer y Género del Partido Independentista Puertorriqueño. Ha dedicado toda su vida a la lucha por la independencia y trabaja muy cercanamente con María de Lourdes Santiago, vicepresidenta del Partido Independentista, en luchas feministas, antirracistas, construyendo justicia social enmarcada en la descolonización e independencia de Puerto Rico. Además, es colaboradora de diversos colectivos y organizaciones que inciden en visibilizar y resolver las consecuencias de políticas neoliberales, tales como la erradicación de las violencias por razón de género, hostigamiento, acoso y agresión sexual, acceso a servicios médicos, alimentación y vivienda digna. Es una de las integrantes fundadoras del colectivo Las Lolitas, un espacio de coincidencia política de mujeres diversas, independentistas, y socialistas que surgió para conmemorar el centenario de Lolita Lebrón, madre de la lucha independentista, la Coalición 8 de marzo, la Mesa Aborto Libre, Seguro y Accesible, y otras agrupaciones. Afirma que las luchas de las mujeres en Puerto Rico debe ser descolonizadora, independentista, antirracista, anticlasista e inclusiva para todas las mujeres y personas sexo-género diversas. A las Mujeres. De las mujeres libres, siempre se desconfía; de las mujeres fuertes, siempre se teme. A las mujeres inteligentes, se las omite. A las mujeres “peligrosas” se las silencia, Por las mujeres valientes, nadie reescribe la historia… A las mujeres sólidas se le buscan grietas. A las mujeres se las necesita convenientes; por esto no se las considera dignas; solo imperfectas. A las Mujeres nos cubren o nos desnudan; pero pocas veces nos desCubren… Ese es nuestro presente: brillar. La Maga Sobre el perfil de la autora: Edda Ileana López Serrano Secretaria de Asuntos de la Mujer y Género Partido Independentista Puertorriqueño Ha dedicado toda su vida a la lucha por la independencia y trabaja muy cercanamente con María de Lourdes Santiago, vicepresidenta del Partido Independentista, en luchas feministas, antirracistas, construyendo justicia social enmarcada en la descolonización e independencia de Purto Rico. Además, es colaboradora de diversos colectivos y organizaciones que inciden en visibilizar y resolver las consecuencias de políticas neoliberales en Puerto Rico, tales como la erradicación de las violencias por razón de género, hostigamiento, acoso y agresión sexual, acceso a servicios médicos, alimentación y vivienda digna. Es una de las integrantes fundadoras del colectivo Las Lolitas, un espacio de coincidencia política de mujeres diversas, independentistas, y socialistas que surgió para conmemorar el centenario de Lolita Lebrón, madre de la lucha independentista, la Coalición 8 de marzo, la Mesa Aborto Libre, Seguro y Accesible, y otras agrupaciones. Afirma que las luchas de las mujeres en Puerto Rico debe ser descolonizadora, independentista, antirracista, anticlasista e inclusiva para todas las mujeres y personas sexo-género diversas. Rosa Parks Por Anarella Vélez Osejo Anarella Velez Osejo. Historiadora, ensayista y promotora cultural hondureña. Cofundadora del proyecto editorial Ediciones Librería Paradiso. Colaboradora en la Revista Científica de la UNAH y Coquimbo, entre otras. Docente universitaria. Miembra de La Asociación Nacional de escritora de Honduras, del Centro de Investigación para la Prevención de la Violencia, de Feministas en Resistencia y del Centro de Estudios de la Mujer-Honduras. Fundadora del Partido Libertad y Refundación. Publicó los poemarios Todas las voces; Iluminadas; Columna de fuego entre muchos más. Su narrativa se ha recogido en la Antología de narradoras hondureñas y en Tierra Breve, antología centroamericana de minificción, 2018. Coordinadora de la Red en Defensa de la Humanidad- Honduras. Rosa Parks Tu nombre, Rosa me hace imaginarte coronada de pétalos manos enramadas pienso en tus ojos y tu mirada incendiaria se une a la mía siento tus pasos y suenan a djembes lejanos tu fe, piedra milenaria me llega en la penumbra en busca de luz-igualdad mutilada, no lloras tus labios pronuncian la sed de vida libre el Apartheid sobre espinas como espiral podrido, abominable expusiste así ganaste la esperanza de un tiempo preñado de futuro. La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es unicef-educa-blog-rosa-parks-asiento-reservado-derechos-humanos-e1595611762219.jpg Rosa Parks, (Alabama, 4 de febrero de 1913 – Detroit, Míchigan, 24 de octubre de 2005), figura importante del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, en especial por haberse negado a ceder el asiento a un blanco y moverse a la parte trasera del autobús en Montgomery, Alabama, Estados Unidos, el 1 de diciembre del año 1955. Por tal acción acabó en la cárcel, lo que se cita frecuentemente como la chispa del movimiento, y se la reconoce como «la primera dama de los derechos civiles». Dos poemas de Nicole Cage-Florentiny Nicole Cage-Florentiny nació en Martinica en 1965. Además de poeta, es profesora, periodista y promotora cultural. Se graduó en español e Historia en la Universidad de las Antillas. Es la única mujer de expresión francesa en haber recibido el Premio Casa de las Américas, por su libro de poemas Arco Iris, la esperanza, traducido por Nancy Morejón. En 1993 recibió Mención Especial del Premio de Poesía Joven de la Casa de la Poesía y del Ministerio de la Juventud en París, por su libro titulado Lavalas. Es, además, cofundadora de un grupo artístico que utiliza textos poéticos unidos a la música y que ha puesto en escena diversos espectáculos dirigidos al gran público. En 1998 ella tradujo y adaptó la obra del dramaturgo cubano Ulises Cala, titulada «El traje» y en el mismo año, publicó su primera novela, C´est vole que je vole. PRESENCIA Abuelo, mi padre está llorando Y yo soy demasiado pequeña para parar sus lágrimas. Ya tú no estás. Los corazones tiemblan y se lamentan Las lágrimas de los mayores hacen que lluevan ciclones en el cielo de los niños. Dicen que ya tú no estás, dicen una palabra extraña y la llave de sus ojos se abre nuevamente En torrentes que se desencadenan, En lágrimas de sílex. Sin embargo, cuando el sol posa sobre el mar su delicado pie, Cuando cae la noche como un telón sobre un día cálido, Cuando la luna alumbra la noche palpitante, Yo sé que estás aquí En el murmullo del viento y el esplendor de la luna, En la dicha de mi corazón abierto a tu presencia. Siento que estás aquí Tan cerca, tan cerca que me parece oírte decir: Duérmete, mi niña, Yo habitaré tus sueños. Duerme y no le digas a nadie ¡Que me has visto esta noche! HIJO DE LA ESPERANZA Soy hijo del país de Haití, Y ese país Es un barco calado Inundándose por todas partes. Mi país haitiano Es una lancha quebrantada en el vórtice del ciclón… Mi padre dice: El viento es una larga queja, Un canto que se mueve sobre los arrecifes, Un gemido que se ahoga En la garganta de los hombres, de las mujeres, de los niños, ¡De los balseros fracasados en el lecho deshecho del océano! Y los ojos de mi padre cargan lágrimas de piedra, Mi padre dice: El país haitiano es un ciego en una noche huraña, El zombi extraviado de un macabro ritual, ¡Una promesa que no desea morir! Mi madre escucha. Dice: Rechazo al maleficio… Yo soñé con la paz, una avalancha de lluvia Precipitándose desde los cerros desnudos, Y la vi resurgir en remos de verdor Cuando la creíamos apagada para siempre, Y la vi brotar de las entrañas de un país rendido a sí mismo. Siembren sal siembren sal, Y la avalancha de lluvia hará el resto. Repartan sal, repartan agua. La esperanza es una planta rebelde ¡Que vuelve a florecer en cada estación! Soy hijo de Haití. Espero en la estación de las aguas y las flores nuevas… Traductora: Nancy Morejón Mujer Negra. Por Nancy Morejón Nancy Morejón. Poetisa, dramaturga, ensayista y traductora cubana que nació en La Habana en 1944. Cuenta con un fuerte pasado africano heredado de sus padres que tenían ascendencia y raíces africanas. A los 18 años publicó su primer libro de versos titulado “Mutismos”. En 1964 se le otorga el Premio Rubén Martínez Villena. Fue directora del Centro de Estudios del Caribe. Desde el 1991 se encuentra entre los miembros de la Academia de Ciencias de Cuba. En 1974 realizó una Recopilación de textos sobre Nicolás Guillén, con el que Nancy Morejón aprende su amor por la lengua española y gracias a él también desarrolla su conciencia de la negritud. Desde esta clara influencia nacen poemas como “Mujer negra”, “Negro” y Amo a mi amo”. En 1980 recibió el Premio Nacional de Ensayo Enrique José Varona por su libro “Nación y Mestizaje en Nicolás Guillén” otorgado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. También obtuvo el Premio de la crítica en 1997 con su obra “Elogio y paisaje”.Su obra “La quinta de los molinos” recibió también unos años más tarde, en el año 2000, el Premio de la crítica. Recibió el Premio Nacional de Literatura en el 2001. La Universidad de Nueva York en el año 2004 le otorgó el Premio Yari-Yari de poesía contemporánea por el conjunto de su obra. En el año 2006 le concedieron el Premio Corona de Oro de Struga, Macedonia. En 2007 recibió el Premio Rafael Alberti Merello y en 2008 fue premiada con el Premio Internacional de la Asociación de Escritores Gallegos. Colaboró con revistas como Unión, Cultura’64, El Caimán Barbudo, La Gaceta de Cuba y Casa de las Américas. “Pienso que su poesía es negra como su piel cuando la tomamos en su esencia íntima y sonámbula. Es también cubana (por eso mismo) con la raíz enterrada muy hondo hasta salir por el otro lado del planeta, donde se le puede ver sólo en el instante en que la tierra se detiene para que la retraten los cosmonautas”. Nicolás Guillén Mujer Negra Todavía huelo la espuma del mar que me hicieron [atravesar. La noche, no puedo recordarla. Ni el océano podría recordarlo. Pero no olvido al primer alcatraz que divisé. Altas, las nubes, como inocentes testigos presenciales. Acaso no he olvidado ni mi costa perdida, ni mi lengua [ancestral. Me dejaron aquí y aquí he vivido. Y porque trabajé como una bestia, aquí volví a nacer. A cuánta epopeya mandinga intenté recurrir. Me rebelé. Su Merced me compró en una plaza. Bordé la casaca de Su Merced y un hijo macho le parí. Mi hijo no tuvo nombre. Y Su Merced murió a manos de un impecable lord [inglés. Anduve. Esta es la tierra donde padecí bocabajos y azotes. Bogué a lo largo de todos sus ríos. Bajo su sol sembré, recolecté y las cosechas no comí. Por casa tuve un barracón. Yo misma traje piedras para edificarlo, pero canté al natural compás de los pájaros nacionales. Me sublevé. En esta misma tierra toqué la sangre húmeda y los huesos podridos de muchos otros, traídos a ella, o no, igual que yo. Ya nunca más imagine el camino a Guinea. ¿Era a Guinea? A Benín? ¿Era a Madagascar? ¿O a Cabo [Verde? Trabaje mucho más. Fundé mejor mi canto milenario y mi esperanza. Aquí construí mi mundo. Me fui al monte. Mi real independencia fue el palenque y cabalgué entre las tropas de Maceo. Solo un siglo más tarde, junto a mis descendientes, desde una montaña azul, bajé de la Sierra para acabar con capitales y usureros, con generales y burgueses. Ahora soy: Sólo hoy tenemos y creamos. Nada nos es ajeno. Nuestra la tierra. Nuestro el mar y el cielo. Nuestras la magia y la quimera. Iguales míos, aquí los veo bailar alrededor del árbol que plantamos para el comunismo. Su prodiga madera ya resuena.