Falleció la poeta quiteña Ana María Iza

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/cultura/7/fallecio-la-poeta-quitena-ana-maria-iza

La escritora quiteña Ana María Iza (1941 - 2016) falleció en la noche de ayer, producto de una grave afección pulmonar. Considerada una de las voces poéticas fundamentales en el panorama nacional y regional, en los años 80 ganó los premios de poesía más importantes del país y fue una autora decisiva a la hora de la ruptura del discurso femenino en la literatura local, luego de Ileana Espinel.

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, fue poeta y periodista. Entre los reconocimientos que ha recibido están el Premio Nacional de Poesía Ismael Pérez Pazmiño (1967, 1974, 1984 y 1995 ), el premio único de la séptima edición de El poeta y su voz (2003), y el premio de la Primera Bienal de Poesía Juegos florales (1995 ). “Ana María Iza es lo que podríamos llamar una poeta de la intuición. Su trabajo fue siempre silencioso, nada ampuloso. No ha querido figurar, pese a que siempre fue mimada por Benjamín Carrión, Jorge Enrique Adoum y publicada en muchísimas antologías en toda América Latina. Su estilo fue definidor en la lírica de mujeres de la mitad del siglo XX: Sonia Manzano, Catalina Sojos, Sara Vanegas, Maritza Cino, Carmen Váscones, María Fernanda Espinosa, Margarita Laso, Ana Cecilia Blum, Julia Erazo, entre otras, podrían hablar del peso que tuvo esta voz rupturista en su poesía. Su ironía con manchas amargas, el sardonismo con pinzas de cirujano, la voz poética que reclama y se hunde en el verso más profundo de la tierra lingüística y esa ingenua inteligencia que golpea el pecho cincelado del lector eficaz, que no se deja comprar por el farandulero eco de los nombres impuestos, es su estilo y es su originalidad. Pero hay más (siempre hay más en poetas como Iza), queda ese sabor largo que deja el poema verdadero: ese ritmo que se sostiene luego de haberlo leído o escuchado. Esta poesía sangra de tanto decir (dice mucho más que cualquier silencio). Esta voz que ha sido, y seguirá siendo por siempre, la vanguardia temprana de los años sesenta, y que sigue manteniendo encendida la llama eterna de la verdadera lírica en los inicios del XXI: esa que sigue vigente, pese a la trampa del gato y la liebre, que siempre hay en la poesía falsa”, reflexiona sobre la autora el poeta Xavier Oquendo Troncoso. María Iza está siendo velada en la sala Jorge Icaza, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Etiquetas:

Redacción Web