Monográficos Fray Luis de León

Buenas noches, gracias por vuestra asistencia y
bienvenidos a "Monográficos", hoy dedicado al poeta
Fray Luis de León   un gran poeta
.
Primero pondremos su biografia
y después una selección de sus mejores poemas.
Podéis participar recitando a Fray Luis de León
pidiendo turno en privado a cualquier @.
.
Muchas gracias y empezamos:


Biografía de:
Fray Luis de León
-
-
Luis de León nació en Belmonte, provincia de Cuenca (España),
de familia rica e influyente; su padre ejerció como abogado y
más tarde como juez, siendo tíos suyos catedrático de
derecho canónico el uno y abogado en la corte real el otro.
.
Entre sus antepasados contábanse algunos conversos, es decir,
judíos que se habían convertido, de buen o mal grado, a la fe católica.
.
Hacia 1541 ó 1542 Luis ingresa en la orden de los agustinos,
doctorándose más tarde en teología.
.
Entre sus profesores estuvieron Melchor Cano y Domingo de Soto.
En 1561 compite por una cátedra vacante de teología en Salamanca,
ganando el puesto al desplegar su enorme talento.
.
En marzo de 1572, bajo el reinado de Felipe II fue detenido
por la Inquisición y encarcelado en los calabozos que en Valladolid
tenía el Santo Oficio.
Los cargos que había contra él tenían que ver con su predilección
por la Biblia hebraica en lugar de la Vulgata y la traducción
al castellano que había realizado del libro del Cantar de los Cantares.
.
En una época en la que en España se vive una auténtica caza de brujas
ante las temidas desviaciones de los protestantes y otros grupos heréticos,
es fácil que un personaje con los antecedentes y características de fray Luis
sea punto de mira del terrible tribunal.
.
Añádase a esto las envidias y rivalidades existentes entre dominicos y agustinos,
unido a la inteligencia de fray Luis, y tendremos todos los ingredientes necesarios
para que caiga bajo sospecha.
.
El proceso de la Inquisición contra fray Luis ha llegado hasta nosotros
y aquí van algunas frases de los cargos que se le imputaban:
-
-
'En la ciudad de Salamanca a diez y siete días del mes de diciembre de mill
e quinientos e setenta e un años, ante el muy magnífico e muy Rdo. señor maestro
Francisco Sancho, comisario deste Santo Oficio... paresció siendo llamado el muy
reverendo padre fray Bartolomé de Medina, maestro en santa theologia, en la Universidad
de Salamanca... y entre las cosas que testificó en su dicho, dijo e declaró contra
el maestro fray Luis de León lo siguiente... Item declaró que sabe anda en lengua
vulgar el libro de los Cánticos de Salomón, compuesto por el muy Rdo. padre maestro
fray Luis de León, porque lo ha leído este declarante. Item declaró que en esta
Universidad algunos maestros, señaladamente Grajal y Martínez, y fray Luis de León,
en sus paresceres y disputas quitan alguna autoridad a la edición de la Vulgata,
diciendo que se puede hacer otra mejor y que tiene hartas falsedades...'
-
-
Durante cinco años fray Luis permanece aislado en una celda de la Inquisición
sin saber quién le acusa y, durante algún tiempo, de qué se le acusa.
No obstante, será en la cárcel donde escribirá algunos de sus mejores y más famosos poemas,
como aquel que comienza:
.
Aquí la envidia y la mentira
me tuvieron encerrado.
Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,
y con pobre mesa y casa
en el campo deleitoso
con sólo Dios se compasa,
y a solas su vida pasa,
ni envidiado ni envidioso.
.
.
Sin embargo, en 1576 sale libre del proceso con más vigor y energía moral que antes,
si bien su salud queda quebrantada.
Famosa se ha hecho la frase de su vuelta a la cátedra de Salamanca con aquel:
'Decíamos ayer...' que indica su triunfo interior contra la maldad de sus enemigos.
.
Tras obtener la cátedra de Sagrada Escritura en 1580 y ser elegido provincial
de su orden en Castilla muere en Madrigal de las Altas Torres en 1591, sus restos
reposan en la Capilla de la Universidad de Salamanca.
.
.
La labor de traducción bíblica de fray Luis se centra en el Cantar de los Cantares,
como ya hemos dicho, pero también en el libro de Job y en algunos Salmos.
.
Nótese que son todo libros sapienciales y compuestos en su forma original en poesía. Aquí es donde se aprecia el alma a la vez poética y espiritual de fray Luis,
que es un enamorado de la Sagrada Escritura y de la poesía.
.
Con su conocimiento del hebreo, fray Luis explora el campo semántico de las palabras
para verter al castellano el espíritu original de los textos antiguos.
.
Su intención es facilitar el conocimiento de los textos sagrados con el deseo de alcanzar
"el bien de los demás y la verdad pura".
.
La fidelidad al texto hebreo en su traducción la describe así en el prólogo:
"Lo que yo hago en esto son dos cosas: la una es volver en nuestra lengua,
palabra por palabra, el texto de este libro; en la segunda declaro con brevedad
no cada palabra por sí, sino los pasos donde se ofrece alguna oscuridad en la letra,
a fin que quede claro su sentido así en la corteza y sobrehaz, poniendo al principio
el capítulo todo entero, y después de él su declaración.
.
Acerca de lo primero procuré conformarme cuanto pude con el original hebreo,
cotejando juntamente todas las traducciones griegas y latinas que de él hay,
que son muchas, y pretendí que respondiese esta interpretación con el original,
no sólo en las sentencias y palabras, sino aun en el concierto y aire de ellas,
imitando sus figuras y maneras de hablar cuanto es posible a nuestra lengua,
que, a la verdad, responde con la hebrea en muchas cosas."
.
.
Poeta, prosista, erudito, traductor, ascético. Pero Fray Luis es -sobre todo- un poeta,
aunque para él la poesía no fuera algo fundamental:
"Entre las ocupaciones de mis estudios, en mi soledad, y casi en mi niñez, se me cayeron
como de entre las manos estas obrecillas, a las cuales me apliqué más por inclinación
de mi estrella que por juicio o voluntad".
.
Con un lenguaje sencillo pero de amplios significados. Construye sus obras en base
a un lenguaje de oraciones breves, en las que predomina la coordinación y la yuxtaposición
sobre la subordinación, y en el que ésta nos llega sobre las premisas más elementales.
.
Claro en sus exposiciones, nada dado a las disquisiciones, a veces resulta reiterativo,
y de ahí que pueda parecer retórico. Repite y repite hasta el cansancio en su deseo
de que no quede ningún contenido en el aire, en su deseo de llegar y de llegar ampliamente.
.
Lector y relector de los clásicos, él mismo es un clásico en la armonía, en el equilibrio,
en la medida, en la sobriedad, en la precisión de sus estructuras lingüísticas.
.
Modelo de rigor y propiedad en su léxico; castizo a menudo, sencillo casi siempre;
elegante en el epíteto, que emplea plástica y descriptivamente, al tiempo.
.
Maestro de la lengua castellana, molde y modelo, Fray Luis de León es un excelente poeta que escribió también en prosa, con mayor o menor acierto.
.
.
.
Información obtenida de:
http://perso.wanadoo.es/belmonte/frayluis.htm
http://www.los-poetas.com/f/biofrayluis.htm
.
.
FIN
<+buencritico> Fray Luis es uno de los grandes, su lectura es obligada
<@wendy_> Los poemas van a ser recitados en el siguiente orden:
<@wendy_> 1º- Vida
<@wendy_> 2º- Cintirella
<@wendy_> 3º- [Artur2]
<@wendy_> 4º- buencritico
<@wendy_> 5º- Cintirella
<@wendy_> 6º- [Artur2]
<@wendy_> 7º- Vida
<@wendy_> 8º- Cintirella
<@wendy_> 9º- [Artur2]
<@wendy_> 10º- Vida
<@wendy_> 11º- camaron_
<@camaron_> gracias wendy_ :))
<@wendy_> gracias, vamos con el primer poema, nos lo trae vida
@wendy_> adelante buencritico si te parece bien
<+buencritico> ODA A LA VIDA RETIRADA
<+buencritico> (Fray Luis de León 1527-1591)
<+buencritico> .
<+buencritico> .
<+buencritico> ¡Qué descansada vida
<+buencritico> la del que huye del mundanal ruido
<+buencritico> y sigue la escondida
<+buencritico> senda por donde han ido
<+buencritico> los pocos sabios que en el mundo han sido!
<+buencritico> .
<+buencritico> Que no le enturbia el pecho
<+buencritico> de los soberbios grandes el estado,
<+buencritico> ni del dorado techo
<+buencritico> se admira, fabricado
<+buencritico> del sabio moro, en jaspes sustentado.
<+buencritico> .
<+buencritico> No cura si la fama
<+buencritico> canta con voz su nombre pregonera,
<+buencritico> ni cura si encarama
<+buencritico> la lengua lisonjera
<+buencritico> lo que condena la verdad sincera.
<+buencritico> .
<+buencritico> ¿Qué presta a mi contento
<+buencritico> si soy del vano dedo señalado,
<+buencritico> si en busca de este viento
<+buencritico> ando desalentado
<+buencritico> con ansias vivas, con mortal cuidado?
<+buencritico> .
<+buencritico> .
<+buencritico> ¡Oh campo, oh monte, oh río!
<+buencritico> ¡Oh secreto seguro deleitoso!
<+buencritico> Roto casi el navío
<+buencritico> a vuestro almo reposo
<+buencritico> huyo de aqueste mar tempestuoso.
<+buencritico> .
<+buencritico> Un no rompido sueño,
<+buencritico> un día puro, alegre, libre quiero;
<+buencritico> no quiero ver el ceño
<+buencritico> vanamente severo
<+buencritico> de a quien la sangre ensalza o el dinero.
<+buencritico> .
<+buencritico> .
<+buencritico> Despiértenme las aves
<+buencritico> con su cantar sabroso no aprendido,
<+buencritico> no los cuidados graves
<+buencritico> de que es siempre seguido
<+buencritico> quien al ajeno arbitrio está atenido.
<+buencritico> .
<+buencritico> Vivir quiero conmigo,
<+buencritico> gozar quiero del bien que debo al cielo,
<+buencritico> a solas, sin testigo,
<+buencritico> libre de amor, de celo,
<+buencritico> de odio, de esperanzas, de recelo.
<+buencritico> .
<+buencritico> Del monte en la ladera
<+buencritico> por mi mano plantado tengo un huerto,
<+buencritico> que con la primavera,
<+buencritico> de bella flor cubierto,
<+buencritico> ya muestra en esperanza el fruto cierto.
<+buencritico> .
<+buencritico> Y como codiciosa
<+buencritico> por ver y acrecentar su hermosura,
<+buencritico> desde la cumbre airosa
<+buencritico> una fontana pura
<+buencritico> hasta llegar corriendo se apresura.
<+buencritico> .
<+buencritico> Y luego, sosegada,
<+buencritico> el paso entre los árboles torciendo,
<+buencritico> el suelo de pasada
<+buencritico> de verdura vistiendo
<+buencritico> y con diversas flores va esparciendo.
<+buencritico> .
<+buencritico> .
<+buencritico> El aire el huerto orea,
<+buencritico> y ofrece mil olores al sentido,
<+buencritico> los árboles menea
<+buencritico> con un manso ruïdo,
<+buencritico> que del oro y del cetro pone olvido.
<+buencritico> .
<+buencritico> Ténganse su tesoro
<+buencritico> los que de un flaco leño se confían;
<+buencritico> no es mío ver el lloro
<+buencritico> de los que desconfían
<+buencritico> cuando el cierzo y el ábrego porfían.
<+buencritico> .
<+buencritico> La combatida antena
<+buencritico> cruje, y en ciega noche el claro día
<+buencritico> se torna, al cielo suena
<+buencritico> confusa vocería,
<+buencritico> y la mar enriquecen a porfía.
<+buencritico> .
<+buencritico> A mí una pobrecilla
<+buencritico> mesa de amable paz bien abastada
<+buencritico> me basta, y la vajilla
<+buencritico> de fino oro labrada
<+buencritico> sea de quien la mar no teme airada.
<+buencritico> .
<+buencritico> Y mientras miserable-
<+buencritico> mente se están los otros abrasando
<+buencritico> con sed insacïable
<+buencritico> del peligroso mando,
<+buencritico> tendido yo a la sombra esté cantando.
<+buencritico> .
<+buencritico> A la sombra tendido,
<+buencritico> de hiedra y lauro eterno coronado
<+buencritico> puesto el atento oído
<+buencritico> al son dulce, acordado,
<+buencritico> del plectro sabiamente meneado.
<+buencritico> FIN.
<+buencritico> guárdenla; esto es una obra maestra de la literatura castellana.
<@camaron_> gracias buencritico.. es un buen poema
<@Artur2> lo es
<+vida> qué maravilla
<@wendy_> gracias buencritico :)
<+buencritico> de nada
<@Artur2> a mi me encantan las liras
<+hsem> ~buencritico~ :)))
<@camaron_> me ha gustado mucho el sentido del ritmo
<+buencritico> ahi se puede aprender a componer liras
> gracias buencritico:)
<+buencritico> recuerden que Fray Luis
<+buencritico> fue uno de los que evitó las rimas en aguda en la lira
<+buencritico> el ritmo es fabuloso
<@camaron_> cierto
<+buencritico> al mezclar 11, 7
<@camaron_> tengo un apunte
<+buencritico> todos acentúan en 6ª
<@camaron_> sobre el ritmo de este poeta
<@camaron_> .
<@camaron_> .
<@camaron_> Fue, para él, la poesía un escape, un refugio en sí mismo,
<@camaron_> un desahogo a veces, aunque en su dimensión final
<@camaron_> llegue a alcanzar cotas de grandiosidad musical y estética.
<@camaron_> Pero, posiblemente, esa nada relevante motivación poética
<@camaron_> de Fray Luis sea la que haga que sus versos nos lleguen pausados,
<@camaron_> lentos, apacibles, pero -al mismo tiempo- con ritmo,
<@camaron_> incansables, sin parones.
<@camaron_> *
<@Artur2> además...lo que dice la primera lira es lo que estoy haciendo con mi vida
<+buencritico> Escoge León la lira en esta composición para sujetarse a la moderación y a la sobriedad. Así se eliminan expresiones sobrantes.Toma esta estrofa muy
<+buencritico> .
<+buencritico> tempranamente, no de Garcilaso, sino de los Himnos y Salmos de Bernardo Tasso, leídos en su juventud.
<+buencritico> .
<+buencritico> .
<+buencritico> Es partidario del fondo, sin embargo reconoce que el "néctar de los dioses no se debe servir en toscos vasos". Su sencillez no es afectada, pero sí
<+buencritico> .
<+buencritico> estudiada y querida como elemento estilístico de efecto. Llega a veces a la única conclusión natural posible en la estructura métrica del verso.
<+buencritico> .
<@Artur2> es perfecta
<+buencritico> fin
<@camaron_> gracias :)
<@Cintirella> gracias,buencritico :)
<+buencritico> de nada
<@wendy_> Permiso, vamos con el siguiente poema el turno es de Cintirella
@Cintirella> ODA XX- A SANTIAGO.
<@Cintirella> *
<@Cintirella> Las selvas conmoviera,
<@Cintirella> las fieras alimañas, como Orfeo,
<@Cintirella> si ya mi canto fuera
<@Cintirella> igual a mi deseo,
<@Cintirella> cantando el nombre santo Zebedeo;
<@Cintirella> y fueran sus hazañas
<@Cintirella> por mí con voz eterna celebradas,
<@Cintirella> por quien son las Españas
<@Cintirella> del yugo desatadas
<@Cintirella> del bárbaro furor, y libertadas;
<@Cintirella> y aquella Nao dichosa,
<@Cintirella> del cielo esclarecer merecedora,
<@Cintirella> que joya tan preciosa
<@Cintirella> nos trujo, fuera agora
<@Cintirella> cantada del que en Citia y Cairo mora.
<@Cintirella> Osa el cruel tirano
<@Cintirella> ensangrentar en ti su injusta espada;
<@Cintirella> no fue consejo humano;
<@Cintirella> estaba a ti ordenada
<@Cintirella> la primera corona, y consagrada.
<@Cintirella> La fe que a Cristo diste
<@Cintirella> con presta diligencia has ya cumplido;
<@Cintirella> de su cáliz bebiste,
<@Cintirella> apenas que subido
<@Cintirella> al cielo retornó, de ti partido.
<@Cintirella> No sufre larga ausencia,
<@Cintirella> no sufre, no, el amor que es verdadero;
<@Cintirella> la muerte y su inclemencia
<@Cintirella> tiene por muy ligero
<@Cintirella> medio por ver al dulce campanero.
<@Cintirella> [¡Oh viva fe constante!
<@Cintirella> ¡oh verdadero pecho, amor crecido!
<@Cintirella> un punto de su amante
<@Cintirella> no vive dividido;
<@Cintirella> síguele por los pasos que había ido.]
<@Cintirella> Cual suele el fiel sirviente,
<@Cintirella> si en medio la jornada le han dejado,
<@Cintirella> que, haciendo prestamente
<@Cintirella> lo que le fue mandado,
<@Cintirella> torna buscando al amo ya alejado,
<@Cintirella> ansí, entregado al viento,
<@Cintirella> del mar Egeo al mar de Atlante vuela
<@Cintirella> do, puesto el fundamento
<@Cintirella> de la cristiana escuela,
<@Cintirella> torna buscando a Cristo a remo y vela.
<@Cintirella> Allí por la maldita
<@Cintirella> mano el sagrado cuello fue cortado:
<@Cintirella> ¡camina en paz, bendita
<@Cintirella> alma, que ya has llegado
<@Cintirella> al término por ti tan deseado!
<@Cintirella> A España, a quien amaste
<@Cintirella> (que siempre al buen principio el fin responde),
<@Cintirella> tu cuerpo le inviaste
<@Cintirella> para dar luz adonde
<@Cintirella> el sol su claridad cubre y esconde;
<@Cintirella> por los tendidos mares
<@Cintirella> la rica navecilla va cortando;
<@Cintirella> Nereidas a millares
<@Cintirella> del agua el pecho alzando,
<@Cintirella> turbadas entre sí la van mirando;
<@Cintirella> y dellas hubo alguna
<@Cintirella> que, con las manos de la nave asida,
<@Cintirella> la aguija con la una
<@Cintirella> y con la otra tendida
<@Cintirella> a las demás que lleguen las convida.
<@Cintirella> Ya pasa del Egeo,
<@Cintirella> y vuela por el Jonio; atrás ya deja
<@Cintirella> el puerto Lilibeo;
<@Cintirella> de Córcega se aleja
<@Cintirella> y por llegar al nuestro mar se aqueja.
<@Cintirella> Esfuerza, viento, esfuerza;
<@Cintirella> hinche la santa vela, enviste en popa;
<@Cintirella> el curso haz que no tuerza,
<@Cintirella> do Abila casi topa
<@Cintirella> con Calpe, hasta llegar al fin de Europa.
<@Cintirella> Y tú, España, segura
<@Cintirella> del mal y cautiverio que te espera,
<@Cintirella> con fe y voluntad pura
<@Cintirella> ocupa la ribera:
<@Cintirella> recebirás tu guarda verdadera;
<@Cintirella> que tiempo será cuando,
<@Cintirella> de innumerables huestes rodeada,
<@Cintirella> del cetro real y mando
<@Cintirella> te verás derrocada,
<@Cintirella> en sangre, en llanto y en dolor bañada.
<@Cintirella> De hacia el Mediodía
<@Cintirella> oye que ya la voz amarga suena;
<@Cintirella> la mar de Berbería
<@Cintirella> de flotas veo llena;
<@Cintirella> hierve la costa en gente, en sol la arena;
<@Cintirella> con voluntad conforme
<@Cintirella> las proas contra ti se dan al viento,
<@Cintirella> y con clamor deforme
<@Cintirella> de pavoroso acento
<@Cintirella> avivan de remar el movimiento;
<@Cintirella> y la infernal Meguera,
<@Cintirella> la frente de ponzoña coronada,
<@Cintirella> guía la delantera
<@Cintirella> de la morisca armada,
<@Cintirella> de fuego, de furor, de muerte armada.
<@Cintirella> Cielos, so cuyo amparo
<@Cintirella> España está: ¡merced en tanta afrenta!
<@Cintirella> Si ya este suelo caro
<@Cintirella> os fue, nunca consienta
<@Cintirella> vuestra piedad que mal tan crudo sienta.
<@Cintirella> Mas, ¡ay!, que la sentencia
<@Cintirella> en tabla de diamante está esculpida;
<@Cintirella> del Godo la potencia
<@Cintirella> por el suelo caída,
<@Cintirella> España en breve tiempo es destruida.
<@Cintirella> ¿Cuál río caudaloso,
<@Cintirella> que los opuestos muelles ha rompido
<@Cintirella> por los campos tendido
<@Cintirella> tan, presto y tan feroz jamás se vido?
<@Cintirella> Mas cese el triste llanto,
<@Cintirella> recobre el Español su bravo pecho;
<@Cintirella> que ya el Apóstol santo,
<@Cintirella> un otro Marte hecho,
<@Cintirella> del cielo viene a dalle su derecho:
<@Cintirella> vesle de limpio acero
<@Cintirella> cercado, y con espada relumbrante;
<@Cintirella> como rayo, ligero,
<@Cintirella> cuanto le va delante
<@Cintirella> destroza y desbarata en un instante;
<@Cintirella> de grave espanto herido,
<@Cintirella> los rayos de su vista no sostiene
<@Cintirella> el Moro descreído;
<@Cintirella> por valiente se tiene
<@Cintirella> cualquier que para huir ánimo tiene.
<@Cintirella> Huye, si puedes tanto;
<@Cintirella> huye, mas por demás, que no hay huida;
<@Cintirella> bebe dolor y llanto
<@Cintirella> por la mesma medida
<@Cintirella> con que ya España fue de ti medida.
<@Cintirella> Como león hambriento,
<@Cintirella> sigue, teñida en sangre espada y mano,
<@Cintirella> de más sangre sediento,
<@Cintirella> al Moro que huye en vano;
<@Cintirella> de muertos queda lleno el monte, el llano.
<@Cintirella> ¡Oh gloria, oh gran prez nuestra,
<@Cintirella> escudo fiel, oh celestial guerrero!
<@Cintirella> vencido ya se muestra
<@Cintirella> el Africano fiero
<@Cintirella> por ti, tan orgulloso de primero;
<@Cintirella> por ti del vituperio,
<@Cintirella> por ti de la afrentosa servidumbre
<@Cintirella> y triste cautiverio
<@Cintirella> libres, en clara lumbre
<@Cintirella> y de la gloria estamos en la cumbre.
<@Cintirella> Siempre venció tu espada,
<@Cintirella> o fuese de tu mano poderosa,
<@Cintirella> o fuese meneada
<@Cintirella> de aquella generosa,
<@Cintirella> que sigue tu milicia religiosa.
<@Cintirella> [Las enemigas haces
<@Cintirella> no sufren de tu nombre el apellido;
<@Cintirella> con sólo aquesto haces
<@Cintirella> que el Español oído
<@Cintirella> sea, y de un polo a otro tan temido.]
<@Cintirella> De tu virtud divina
<@Cintirella> la fama, que resuena en toda parte,
<@Cintirella> siquiera sea vecina,
<@Cintirella> siquiera más se aparte,
<@Cintirella> a la gente conduce a visitarte.
<@Cintirella> El áspero camino
<@Cintirella> vence con devoción, y al fin te adora
<@Cintirella> el Franco, el peregrino
<@Cintirella> que Libia descolora,
<@Cintirella> el que en Poniente, el que en Levante mora.
<@Cintirella>
<@Cintirella> Fray Luis de León
<@wendy_> gracias Cintirella :))
<@camaron_> gracias Cintirella, es un buen poema :))
> gracias Cintirella:)
<+COSTA_SUR> ~Cintirella~ gracias
<+buencritico> más complejo y erudito éste
<@Cintirella> sí,un poco alrgo :)
<+hsem> ~Cintirella~ gracias :))
> era un poeta, prosista, erudito, traductor, ascético.
<+vida> muchas gracias Cintirella
> fue muy criticado el que más Menéndez Pelayo, ha afirmado el carácter mistico de Fray Luis, basándose en la presencia de ese carácter en algunas de sus poesías.
@camaron_> Algunos criticos, el que más Menéndez Pelayo,
<@camaron_> ha afirmado el carácter mistico de Fray Luis, basándose
<+vida> le faltó el peñón
<@camaron_> en la presencia de ese carácter en algunas de sus poesías.
<@camaron_> En este sentido, la "Oda a Francisco Salinas", ha sido el argumento
<@camaron_> fundamental de quienes pensaban así.
<@camaron_> Pero Fray Luis no es místico, incluso Dámaso Alonso ni siquiera acepta
<@camaron_> su carácter ascético.
<@camaron_> *
<+buencritico> Dámaso Alonso es un gran defensor de Fray Luis, sus comentarios estilisticos son obligados
+vida> gran escritor a nivel universal
<@wendy_> gracias, el poema nº 3 nos lo trae ]
<@wendy_> Artur2
<@Artur2> permiso
<@Artur2> .
<@Artur2> .
<@Artur2> Amor casi de un vuelo
<@Artur2> .
<@Artur2> Amor casi de un vuelo me ha encumbrado
<@Artur2> adonde no llegó ni el pensamiento;
<@Artur2> mas toda esta grandeza de contento
<@Artur2> me turba, y entristece este cuidado,
<@Artur2> .
<@Artur2> que temo que no venga derrocado
<@Artur2> al suelo por faltarle fundamento;
<@Artur2> que lo que en breve sube en alto asiento,
<@Artur2> suele desfallecer apresurado.
<@Artur2> .
<@Artur2> mas luego me consuela y asegura
<@Artur2> el ver que soy, señora ilustre, obra
<@Artur2> de vuestra sola gracia, y que en vos fío:
<@Artur2> .
<@Artur2> porque conservaréis vuestra hechura,
<@Artur2> mis faltas supliréis con vuestra sobra,
<@Artur2> y vuestro bien hará durable el mío.
<@Artur2> .
<@Artur2> Fray Luis de León
<@Artur2> .
<+buencritico> buen soneto
<@camaron_> muy bien Artur2 :))
<@camaron_> gracias
<@Artur2> magnifico
<@Cintirella> Artur2,gracias :)
<+vida> gracias Artur2
<+hsem> ~Artur2~ gracias :))
> Artur2:)))
<@camaron_> tiene sencillez
<@Artur2> las liras son lo mas conocido de él, he buscado otrras cosas
<@camaron_> Tan riguroso como en su prosa, su poesía demuestra
<@camaron_> un gran dominio del ritmo y del tono.
<@camaron_> Siguió las innovaciones métricas introducidas por Boscán y Garcilaso,
<@wendy_> gracias Artur2 :))
<@camaron_> pero se decantó exclusivamente por la lira.
<@camaron_> Máximo representante de la corriente horaciana,
> al igual que en poesía, tampoco la producción literaria en prosa de Fray Luis de León es abundante
<@wendy_> sigamos con el monográfico
<@wendy_> turno para vida, cuando gustes :))
<+vida> permiso
<+vida> -
<+vida> -
<+vida> Poemas » fray luis de leon » vuestra tirana exencion
<+vida> Vuestra tirana exenciÓn...
<+vida>
<+vida> Vuestra tirana exención,
<+vida> y ese vuestro cuello erguido
<+vida> estoy cierto que Cupido
<+vida> pondrá en dura sujeción.
<+vida>
<+vida> Vivid esquiva y exenta,
<+vida> que a mi cuenta
<+vida> vos serviréis al amor,
<+vida> cuando de vuestro dolor
<+vida> ninguno quiere hacer cuenta.
<+vida>
<+vida> Cuando la dorada cumbre
<+vida> fuere de neve esparcida,
<+vida> y las dos luces de vida
<+vida> recogieren ya su lumbre;
<+vida> cuando la arruga enojosa
<+vida> en la hermosa
<+vida> frente y cara se mostrare,
<+vida> y el tiempo que vuela helare
<+vida> esa fresca y linda rosa;
<+vida>
<+vida> cuando os viéredes perdida,
<+vida> os perderéis por querer,
<+vida> sentiréis que es padecer
<+vida> querer y no ser querida.
<+vida> Diréis con dolor, señora,
<+vida> cada hora:
<+vida> ¡Quién tuviera, ay, sin ventura,
<+vida> o ahora aquella hermosura
<+vida> o antes el amor de ahora!
<+vida>
+vida> A mil gentes que agraviadas
<+vida> tenéis con vuestra porfía,
<+vida> dejaréis en aquel día
<+vida> alegres y bien vengadas.
<+vida> Y por mil partes, volando,
<+vida> publicando
<+vida> el amor irá este cuento,
<+vida> para aviso y escarmiento
<+vida> de quien huye de su bando.
<+vida>
<+vida> ¡Ay, por Dios, señora bella,
<+vida> mirad por vos, mientras dura
<+vida> esa flor graciosa y pura,
<+vida> que el no gozalla en perdella?
<+vida>
<+vida> Y pues no menos discreta
<+vida> y perfeta
<+vida> sois que bella y desdeñosa,
<+vida> mirad que ninguna cosa
<+vida> hay que a amor no esté sujeta.
<+vida>
<+vida> El amor gobierna el cielo
<+vida> con ley dulce eternamente,
<+vida> ¿y pensáis vos ser valiente
<+vida> contar él acá en el suelo?
<+vida> Da movimiento y viveza
<+vida> a belleza
<+vida> el amor, y es dulce vida;
<+vida> y la suerte más válida,
<+vida> sin él es triste pobreza.
<+vida>
+vida> ¿Qué vale el beber en oro,
<+vida> el vestir seda y brocado,
<+vida> el techo rico labrado,
<+vida> los montones del tesoro?
<+vida> ¿Y qué vale, si a derecho
<+vida> os da pecho
<+vida> el mundo todo y adora,
<+vida> si al fin dormís, señora,
<+vida> en el solo y frío lecho?
<+vida>
<+vida>
<+vida> fin
<@Artur2> :)))
<@wendy_> gracias vida :))
> gracias vida:)))
<@camaron_> gracias vida :))
<+hsem> ~vida~ muy bonito :)))
<+vida> :))
<@Cintirella> gracias,vida :)
> Fray Luis de León forma -junto a Garcilaso, Lope de Vega y Góngora- el cuarteto de los más extraordinarios poetas que ha tenido España
<+buencritico> sin olvidar a Berceo y a Quevedo
> tambien
> fue detenido por la Inquisición y encarcelado en los calabozos que en Valladolid
> los cargos que había contra él tenían que ver con su predilección por la Biblia hebraica en lugar de la Vulgata y la traducción al castellano que había realizado del libro del Cantar de los Cantares
<@wendy_> permiso
<@wendy_> Lista de poemas que han sido recitados:
<@wendy_> 1º- ODA A LA VIDA RETIRADA
<@wendy_> 2º- ODA XX- A SANTIAGO.
<@wendy_> 3º- Amor casi de un vuelo
<@wendy_> 4º- vuestra tirana exención
<@camaron_> gracias wendy_ :)
<@wendy_> :)
<@wendy_> vamos con otro poema, Cintirella tu turno
<@Cintirella> SONETO V - DESPUÉS QUE NO DESCUBREN.
<@Cintirella> *
<@Cintirella> Después que no descubren su lucero
<@Cintirella> mis ojos lagrimosos noche y día,
<@Cintirella> llevado del error, sin vela y guía,
<@Cintirella> navego por un mar amargo y fiero.
<@Cintirella> El deseo, la ausencia, el carnicero
<@Cintirella> recelo, y de la ciega fantasía
<@Cintirella> las olas más furiosas a porfía
<@Cintirella> me llegan al peligro postrimero.
<@Cintirella> Aquí una voz me dice: cobre aliento,
<@Cintirella> señora, con la fe que me habéis dado
<@Cintirella> y en mil y mil maneras repetido.
<@Cintirella> Mas, —¿cuánto desto allá llevado ha el viento?,
<@Cintirella> respondo: y a las olas entregado,
<@Cintirella> el puerto desespero, el hondo pido.
<@Cintirella>
<@Cintirella> Fray Luis de León
<@camaron_> [Cintirella] gracias :))
<+hsem> ~Cintirella~ :)))
<@Cintirella> a vosotros :)
<+buencritico> es donde mejor se desenvuelve
<+buencritico> en los poemas cortos
<@camaron_> me gustan más estos
<@wendy_> gracias Cintirella :)
<@Cintirella> :)
<@wendy_> si no hay ningún comentario más, seguimos
<@wendy_> turno para Artur2
<@Artur2> gracias
<@Artur2> .
<@Artur2> ODA VIII - NOCHE SERENA
<@Artur2> .
<@Artur2> Cuando contemplo el cielo
<@Artur2> de innumerables luces adornado,
<@Artur2> y miro hacia el suelo
<@Artur2> de noche rodeado,
<@Artur2> en sueño y en olvido sepultado,
<@Artur2> .
<@Artur2> el amor y la pena
<@Artur2> despiertan en mi pecho un ansia ardiente;
<@Artur2> despiden larga vena
<@Artur2> los ojos hechos fuente;
<@Artur2> Loarte y digo al fin con voz doliente:
<@Artur2> .
<@Artur2> «Morada de grandeza,
<@Artur2> templo de claridad y hermosura,
<@Artur2> el alma, que a tu alteza
<@Artur2> nació, ¿qué desventura
<@Artur2> la tiene en esta cárcel baja, oscura?
<@Artur2> .
<@Artur2> ¿Qué mortal desatino
<@Artur2> de la verdad aleja así el sentido,
<@Artur2> que, de tu bien divino
<@Artur2> olvidado, perdido
<@Artur2> sigue la vana sombra, el bien fingido?
<@Artur2> .
<@Artur2> El hombre está entregado
<@Artur2> al sueño, de su suerte no cuidando;
<@Artur2> y, con paso callado,
<@Artur2> el cielo, vueltas dando,
<@Artur2> las horas del vivir le va hurtando.
<@Artur2> .
<@Artur2> ¡Oh, despertad, mortales!
<@Artur2> Mirad con atención en vuestro daño.
<@Artur2> Las almas inmortales,
<@Artur2> hechas a bien tamaño,
<@Artur2> ¿podrán vivir de sombra y de engaño?
<@Artur2> .
<@Artur2> ¡Ay, levantad los ojos
<@Artur2> aquesta celestial eterna esfera!
<@Artur2> burlaréis los antojos
<@Artur2> de aquesa lisonjera
<@Artur2> vida, con cuanto teme y cuanto espera.
<@Artur2> .
<@Artur2> ¿Es más que un breve punto
<@Artur2> el bajo y torpe suelo, comparado
<@Artur2> con ese gran trasunto,
<@Artur2> do vive mejorado
<@Artur2> lo que es, lo que será, lo que ha pasado?
<@Artur2> .
<@Artur2> Quien mira el gran concierto
<@Artur2> de aquestos resplandores eternales,
<@Artur2> su movimiento cierto
<@Artur2> sus pasos desiguales
<@Artur2> y en proporción concorde tan iguales;
<@Artur2> .
<@Artur2> la luna cómo mueve
<@Artur2> la plateada rueda, y va en pos della
<@Artur2> la luz do el saber llueve,
<@Artur2> y la graciosa estrella
<@Artur2> de amor la sigue reluciente y bella;
<@Artur2> .
<@Artur2> .
<@Artur2> y cómo otro camino
<@Artur2> prosigue el sanguinoso Marte airado,
<@Artur2> y el Júpiter benino,
<@Artur2> de bienes mil cercado,
<@Artur2> serena el cielo con su rayo amado;
<@Artur2> .
<@Artur2> - rodéase en la cumbre
<@Artur2> Saturno, padre de los siglos de oro;
<@Artur2> tras él la muchedumbre
<@Artur2> del reluciente coro
<@Artur2> su luz va repartiendo y su tesoro -:
<@Artur2> .
<@Artur2> ¿Quién es el que esto mira
<@Artur2> y precia la bajeza de la tierra,
<@Artur2> y no gime y suspira
<@Artur2> y rompe lo que encierra
<@Artur2> el alma y destos bienes la destierra?
<@Artur2> .
<@Artur2> Aquí vive el contento,
<@Artur2> aquí reina la paz; aquí, asentado
<@Artur2> en rico y alto asiento,
<@Artur2> está el Amor sagrado,
<@Artur2> de glorias y deleites rodeado.
<@Artur2> .
<@Artur2> Inmensa hermosura
<@Artur2> aquí se muestra toda, y resplandece
<@Artur2> clarísima luz pura,
<@Artur2> que jamás anochece;
<@Artur2> eterna primavera aquí florece.
<@Artur2> .
<@Artur2> .
<@Artur2> ¡Oh campos verdaderos!
<@Artur2> ¡Oh prados con verdad frescos y amenos!
<@Artur2> ¡Riquísimos mineros!
<@Artur2> ¡Oh deleitosos senos!
<@Artur2> ¡Repuestos valles, de mil bienes llenos!»
<@Artur2> .
<@Artur2> Fray Luis de León
<@Artur2> .
> gracias Artur2:))
<+hsem> ~Artur2~ gracias :))
<@Artur2> .:))))))
<@wendy_> gracias Artur2 :))
<@Cintirella> gracias,Artur2 :)
<@camaron_> gracias Artur2 :)
<+vida> Artur2) gracias
> en 1576 Fray Luis de León sale libre del proceso con más vigor y energía moral que antes, si bien su salud queda quebrantada. Famosa se ha hecho la frase de su vuelta a la cátedra de Salamanca con aquel: 'Decíamos ayer...' que indica su triunfo interior contra la maldad de sus enemigos.
<+buencritico> impresionante
<+hsem> pena q alguno no ponga la ODA XXI me encanta
<+buencritico> Fray Luis nunca vio publicada su obra
<+buencritico> los manuscritos que se conservan son de segunda o tercera mano
<+buencritico> Basilio Ponce de León
<+buencritico> que abandonó el trabajo
<+buencritico> y fue Quevedo
<+buencritico> quien las dio a la imprenta
<+buencritico> años despues de la muerte de Fray Luis
<@wendy_> Sigamos, turno para buencritico, por favor cuando gustes :)
<+buencritico> La redacción definitiva de la Oda en la Ascensión
<+buencritico> contiene solamente cinco liras; pero gracias a Quevedo
<+buencritico> se conservan cuatro liras más de una redacción primitiva
<+buencritico> que Fray Luis desechó.
<+buencritico> .
<+buencritico> .
<+buencritico> Son difíciles de encontrar; pero hoy las traigo aquí
<+buencritico> para los más exigentes.
<+buencritico> (EN LA ASCENSIÓN)
<+buencritico> .
<+buencritico> (Fray Luis de León)
<+buencritico> .
<+buencritico> ¡Y dejas, Pastor santo,
<+buencritico> tu grey en este valle hondo, escuro,
<+buencritico> con soledad y llanto!
<+buencritico> Y tú, rompiendo el puro
<+buencritico> aire, ¿te vas al inmortal seguro?
<+buencritico> .
<+buencritico> Los antes bien hadados,
<+buencritico> y los agora tristes y afligidos,
<+buencritico> a tus pechos criados,
<+buencritico> de Ti desposeídos,
<+buencritico> ¿a do convertirán ya sus sentidos?
<+buencritico> .
<+buencritico> ¿Qué mirarán los ojos
<+buencritico> que vieron de tu rostro la hermosura,
<+buencritico> que no les sea enojos?
<+buencritico> Quien oyó tu dulzura,
<+buencritico> ¿qué no tendrá por sordo y desventura?
<+buencritico> .
<+buencritico> Aqueste mar turbado
<+buencritico> ¿quién le pondrá ya freno? ¿quién concierto
<+buencritico> al viento fiero airado?
<+buencritico> Estando tú encubierto,
<+buencritico> ¿qué norte guiará la nave al puerto?
<+buencritico> .
<+buencritico> ¡Ay!, nube, envidiosa
<+buencritico> aun de este breve gozo, ¿qué te aquejas?
<+buencritico> ¿Do vuelas presurosa?
<+buencritico> ¡Cuán rica tú te alejas!
<+buencritico> ¡cuán pobres y cuán ciegos, ay, nos dejas!
<+buencritico> .
<+buencritico> Tu llevas el tesoro
<+buencritico> que solo a nuestra vida enriquecía,
<+buencritico> que desterraba el lloro,
<+buencritico> que nos resplandecía
<+buencritico> mil veces más que el puro y claro día.
<+buencritico> .
<+buencritico> ¿Que lazo de diamante,
<+buencritico> (¡ay alma!) te detiene y encadena
<+buencritico> a no seguir tu amante?
<+buencritico> ¡Ay, rompe y sal de pena!
<+buencritico> ¡Colócate ya libre en luz serena!
<+buencritico> .
<+buencritico> ¿Qué temes la salida?
<+buencritico> ¿Podrá el terreno amor más que la ausencia
<+buencritico> de tu querer y vida?
<+buencritico> Sin cuerpo no es violencia
<+buencritico> vivir, mas lo es sin Cristo y su presencia.
<+buencritico> .
<+buencritico> Dulce Señor y Amigo,
<+buencritico> dulce Padre y Hermano, dulce Esposo:
<+buencritico> en pos de Ti yo sigo,
<+buencritico> o puesto en tenebroso,
<+buencritico> o puesto en lugar claro y glorioso.
<+buencritico> fin
<+hsem> ~buencritico~ , preciosa, gracias :))
> gracias buencritico buen poema:)
<@camaron_> [buencritico] gracias :)
<+buencritico> de nada
<@wendy_> gracias buencritico :))
<+vida> [buencritico] ;)) gracias
<+buencritico> y aún dice Dámaso que Fray Luis
<+buencritico> no es un ascético,
<+hsem> todo autor, tiene sus criticas buenas y malas
<+buencritico> Fray Luis de León nos hace participes un instante de sus inquietudes humanas y teológicas. El tema se presta, por su rapidez, a comunicar el
<+buencritico> .
<+buencritico> estado de ánimo en rasgos firmes y vigorosos. Todo ello iniciado con un reproche mantenido que hace este comienzo único en la lírica castellana
<@wendy_> Como los poemas han sido largos, con el que nos pone camaron_ damos por finalizado el monográfico, después podemos seguir poniendo poemas del mismo autor y comentando, gracias :))
<@camaron_> gracias wendy_ :))
<@camaron_> ODA XXIII - A LA SALIDA DE LA CÁRCEL
<@camaron_> .
<@camaron_> Aquí la envidia y mentira
<@camaron_> me tuvieron encerrado.
<@camaron_> Dichoso el humilde estado
<@camaron_> del sabio que se retira
<@camaron_> de aqueste mundo malvado,
<@camaron_> .
<@camaron_> y con pobre mesa y casa
<@camaron_> en el campo deleitoso
<@camaron_> con sólo Dios se compasa
<@camaron_> y a solas su vida pasa
<@camaron_> ni envidiado ni envidioso.
<@camaron_> .
<@camaron_> .
<@camaron_> Fray Luis de León
<@camaron_> *
> gracias
<+vida> ;))
 

You have no rights to post comments

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
De acuerdo