poesiacastellana.es
Poetas: 1.685 - Poemas: 62.804 - Lecturas: 560.375.061
Oliván, Lorenzo

1968

recomendar
BIOGRAFÍA

Poeta y crítico literario español nacido en Castro Urdiales, Cantabria, en 1968. Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo. Vivamente interesado, desde su juventud, por las más variadas manifestaciones del fenómeno literario, ha cultivado con brillantez y acierto la creación poética. Trabajó como profesor de Lengua y Literatura en un instituto de enseñanza media de Cantabria, donde entabla relación con los poetas José Luis García Martín, Pelayo Fueyo, José Luis Piquero, Xuan Bello y Javier Almuzara entre otros.

Después de unos años residiendo en Cantabria, durante los cuales ejerció la docencia en diferentes Institutos de secundaria, pide la excedencia y se traslada a vivir a Zaragoza. En esos años funda, junto a Carlos Alcorta y Rafael Fombellida, la revista de literatura y arte Ultramar que codirige entre 1997 y 2003. Así como la colección de plaquettes El Astillero. También ha participado en la dirección de la revista Reloj de arena. En Zaragoza ejerce como profesor de lengua y literatura y trabaja dentro de la Dirección General de Política Educativa. Y en esta ciudad sigue compartiendo mesa y mantel con poetas, Eva Vaz, Manuel Vilas, Ángel González...

Además de Asturias, Aragón y Cantabria, su vida ha transitado por La Rioja y Navarra y es probable, dicen por la Universidad de Huesca, que todas esas sinuosidades biográficas expliquen su atracción por el jazz y en especial, por la serpenteante música de los grandes genios del saxo.

En su condición de crítico literario colabora habitualmente en las páginas de algunos medios de comunicación como el suplemento ABC Cultural, del rotativo madrileño ABC. Lorenzo Oliván está considerado como una de las voces más destacadas de la joven lírica española de finales del siglo XX, como queda patente en la inclusión de sus composiciones en antologías como La generación del 99 (elaborada por el poeta y crítico José Luis García Martín) y Milenio (a cargo de Basilio Rodríguez Cañada).

Defensor de una poética en la que se asocian, de forma casi ineludible, tradición y vanguardia, el escritor cántabro sintetiza, a la vez, en su obra pasado y futuro, con el firme convencimiento de quien sabe que todas las cosas del mundo -como el propio universo que las encierra- son siempre la misma cosa. La radical novedad de Lorenzo Oliván estriba en que sabe prescindir de la sensiblería nostálgica y del futurismo visionario que, en otros autores de menor aliento, arruinan obras de parecido propósito.

Su estilo, forjado en el respeto por la pureza del lenguaje clásico y, a la vez, en la predilección por la imagen osada y sorprendente, ha quedado perfectamente consolidado en su última entrega lírica, Puntos de fuga, galardonada con el prestigioso premio Loewe de poesía.

Obra en verso :
2008:
Hilo de nadie. Barcelona, DVD, 2008 (distribuido a través de prensa).

2006:
Vértices, Málaga, Centro Cultural Generación del 27, Colección El Castillo del Inglés nº 5, 2006.
La noche a tientas. Almería, El Gaviero Ediciones, 2006.

2005
De raíz, Málaga. Rafael Inglada Ediciones, Poesía circulante nº 42, 2005

2004
Libro de los elementos Editorial Visor, Madrid. 2004, Premio Internacional Generación del 27.

2001
Puntos de Fuga. Ed. Visor, Visor, 2001 ISBN 84-7522-997-2 (ganador del XIII Premio Internacional Fundación Loewe (2000).

1995
Unico norte 1989-1993. Pre-Textos Ediciones, Valencia, 1995 ISBN 84-8191-035-X
Visiones y revisiones: Poesía. Quasyeditorial, Sevilla (Premio Luis Cernuda)

Obra en prosa:

Espacio Hierro: Medio Siglo De Creacion Poetica De Jose Hierro Juan Antonio Gonzalez Fuentes y Lorenzo Olivan ISBN 84-95516-38-1 Universidad de Cantabria. Fundación Marcelino Botín

1999
El mundo hecho pedazos (Aforismo) Pre-Textos, Valencia, 1999 ISBN 84-8191-249-2

1993
La eterna novedad del mundo. Granada, La Veleta, 1993 y Editorial Comares, ISBN 84-87708-72-2

1988
Cuatro trazos (Aforismo) Biblioteca de Óliver, Oviedo, 1993




Traducciones:
Ha traducido a John Keats y a Emily Dickinson.

Premios:
Con su segundo libro de poemas Visiones y revisiones ganó, en 1995, el Premio Luis Cernuda.

En el año 2000, con Puntos de Fuga, obtuvo el XIII Premio Internacional Fundación Loewe, frente a más de 1200 libros que se presentaron al premio. Un premio cuyo objetivo, según Enrique Loewe, es estimular en el futuro a jóvenes poetas». Puntos de fuga, es una obra dividida en cuatro apartados pero con un tono unitario. Luis Antonio de Villena ha dicho de este libro que la poesía de Oliván parte de un tono nítido, de origen realista, para entrar desde una cierta metafísica transparente o luminosa en el interior de las cosas. Como dice Oliván, cuando se escribe desde la duda, un premio como este te ofrece una enorme confianza, aseguraba .

También ha ganado en el 2003 el premio de la poesía española: Generación del 27.

Lorenzo Oliván inició su escritura poética en el muy específico terreno del aforismo (Cuatro trazos, La eterna novedad del mundo); género entonces poco frecuentado pero que Oliván considera muy próximo a la poesía, prosa reconcentrada, en los que el humor y la ironía están muy presentes. Aunque en la actualidad raro es el poeta que de una manera más o menos decidida no haga incursiones en él, siguiendo un camino que, entre otros, pero de manera decisiva, Oliván demostró propicio como pocos para el ejercicio de dos cualidades de extremada importancia en la constitución de una voz poética propia: la voluntad de mirar y de indagar en la auténtica naturaleza del mundo desde una perspectiva diferente y la capacidad de expresarla esencialmente, salvando las tramposas apariencias de lo sensorial e inmediato y sus retóricas descriptivas.

En el 2006 participó en la exposición de fotografía Plenilunio que se celebró en la Sala de Exposiciones del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) de Torrelavega. Exposición en la que un colectivo de artistas cántabros, Carlos Balzuel, Bruno Ochaita, Santiago Sagredo, Javier Vilaen y el propio Oliván giran en torno a la idea de la celebración de la naturaleza como elemento estimulador de la inspiración. La exaltación de la luna llena y su influencia como símbolo generador de impulsos creativos, contempla la alegoría del arte, en su carácter atávico y moderno a la vez.

Actualmente está trabajando sobre la obra de José Hierro con una beca de la Fundación Botín.

Desde el año 2001, el Ayuntamiento de Castro Urdiales, su ciudad natal, organiza un concurso de poesía con el nombre del poeta.

Fuentes:
http://es.wikipedia.org
http://amediavoz.com
http://www.biografiasyvidas.com
http://per-can.com

Subir