poesiacastellana.es
Poetas: 1.685 - Poemas: 62.804 - Lecturas: 558.831.198
Calderón, Alfonso

Chile, (1930-1998)

recomendar
BIOGRAFÍA

Alfonso Calderón Squadritto (San Fernando, 21 de noviembre de 1930-Santiago, 8 de agosto de 2009). Poeta y profesor chileno. Aprendió a leer a los tres años gracias a su abuela y a los 10 se embarcó en Crimen y castigo, de Dostoievsky. También fue precoz lector de revistas como El Peneca y de viñetas de Tarzán, Dick Tracy y Mandrake. Se inició en la crítica literaria a los 20 años, en los diarios El Serenense y El Día, de La Serena. Uno de sus primeros comentarios fue Narciso y Golmundo, de Hesse, que lo deslumbró. Premio Nacional de Literatura en 1998 por mayoría de los votos del jurado presidido por el Ministro de Educación, José Pablo Arellano. Se le otorgó dicho galardón considerando su lucidez, profundidad y variedad de los escritos del ensayista, crítico y poeta.

Es padre de la poetisa Teresa Calderón. Realiza sus estudios en los liceos de Los Ángeles y de Temuco. Estudia pedagogía en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.
Entre 1952 y 1964 se desempeña como profesor de castellano en el Liceo de Hombres de La Serena, luego de lo cual regresa a Santiago para trabajar en la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile. En 1974 deja de ejercer como profesor universitario debido a las circunstancias del gobierno militar de Augusto Pinochet.
Es miembro de la Academia Chilena de la Lengua desde el año 1981. En 1993 es nombrado Director del Centro de Investigaciones Diego Barros Arana de la Biblioteca Nacional.

Su hija Teresa Calderón es poetisa.

Falleció el 8 de agosto de 2009, de un infarto de miocardio. Fue una de las voces más influyentes de la generación del 50, era un ser genéticamente libresco. Hasta los 50 años no había viajado fuera de Chile porque le tenía terror a los aviones (también a los perros), pero podía describir en orden todas las tumbas célebres del cementerio de Père-Lachaise, en París. El memorioso cronista, poeta, periodista y profesor pasará a la historia como el gran reivindicador, desde los años 70, de Joaquín Edwards Bello, y también como el gestor de una serie de diarios autobiográficos que abarcaron toda su vida. En ellos se aprecia su capacidad para mezclar la crónica de viajes, la confesión, la crítica literaria y el periodismo. Su prodigiosa memoria era su mayor virtud. En sus crónicas y libros era capaz de vincular datos cultos y detalles populares, de pasar de la alta filosofía a un comentario sobre un tango o una clásica melodía tropical.

Entre sus obras están:
• Primer consejo a los arcángeles del viento (1949)
• El país jubiloso (1958)
• La Tempestad (1961)
• Los cielos interiores (1962)
• Antología de fábulas (1964)
• Grandes cuentos humorísticos (1966)
• El cuento chileno actual: 1950-1967 (1969)
• Toca esa rumba don Azpiazú (1970)
• Antología de la poesía chilena contemporánea (1970)
• Cuando Chile cumplió 100 años (1973)
• Isla de los bienaventurados (1977)
• 1900 (1980)
• Música de cámara (1981)
• Memorial del viejo Santiago (1984)
• Poemas para clavecín (1979)
• Una bujía a pleno sol (1997)


Fuente: http://es.wikipedia.org

Subir