La poesía regresa a la casa natal de Cernuda

Fuente: https://elpais.com/cultura/2022-11-12/la-poesia-regresa-a-la-casa-natal-de-cernuda.html?event_log=oklogin Sevilla trabaja en la recuperación de la vivienda donde el poeta forjó su sensibilidad literaria como centro de interpretación de su obra “Recuerdo aquel rincón del patio en la casa natal, yo a solas y sentado en el primer peldaño de la escalera de mármol. La vela estaba echada, sumiendo el ambiente en una fresca penumbra, y sobre la lona, por donde se filtraba tamizada la luz del mediodía, una estrella destacaba sus seis puntas de paño rojo”. Pocos poetas han evocado en su obra de una manera tan preciosista, y tan constante, con una presencia abrumadora, el espacio emocional y arquitectónico de la casa materna como Luis Cernuda. Estampas de Sevilla y del hogar familiar de una belleza sin paliativos que recoge principalmente en Ocnos, un poemario en prosa que concibió en Glasgow en 1941, adonde este poeta herido y errante había llegado exiliado de sí mismo, huyendo de una ciudad bullanguera y aferrada a las tradiciones con la que siempre estuvo enfrentado y dolido. Pero también unido para siempre a través del pegamento de la nostalgia. No sabemos si fue la añoranza o el resentimiento quien dictó a Luis Cernuda estos poemas en prosa sobre su Sevilla natal (a la que no se nombra), escritos desde su desesperada soledad en Glasgow. Lo que sí es seguro es que no lo hizo la indiferencia”, recoge el poeta Juan Lamillar en el prólogo de la edición de Ocnos publicada por Renacimiento en 2014. Estas memorias de su infancia en el número 6 de la calle Acetres, llamada entonces Conde de Tójar, donde Cernuda nació el 21 de septiembre de 1902, convierten en un acto de justicia para la cultura y la memoria de la Generación del 27 la recuperación de la casa natal del autor de La realidad y el deseo. “Esta casa fue muy importante porque supone el comienzo de la formación de la sensibilidad de Luis Cernuda. Lo refleja muy bien en Ocnos y en otros poemarios como Quien espera el alba: el patio interior, los ruidos, la música que se cuela desde la vivienda vecina, la biblioteca del padre…”, explica el biógrafo del poeta sevillano Antonio Rivero Taravillo, asesor en el discurso museográfico de la que será la Casa Natal Luis Cernuda, adquirida por el Ayuntamiento de la ciudad en marzo de 2020, apenas cinco días antes del decreto de confinamiento, que paralizó los planes de recuperación del inmueble, reactivados ahora con el proyecto básico de obras completado y la redacción del proyecto de musealización y discurso museográfico, que estará a cargo de la empresa Blank Exhibitions. A lo largo de sus poco más de 500 metros cuadrados, la casa propone un recorrido cronológico que servirá también para transitar por la amplia geografía vital que convirtió a Cernuda en un poeta trashumante, letraherido, que nunca logró encontrar su lugar en el mundo tras salir de esa felicidad intuida en la vivienda de la calle Acetres: Sevilla, Málaga, Madrid, Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos, México… “Se puede hacer una recreación de la casa que fue hogar de Cernuda con todo lo que se sabe gracias a los textos, casi se pueden adivinar las estancias y dibujar el mapa de su infancia”, añade el biógrafo. Con la previsión de poder abrir al público en un año, el Ayuntamiento trabaja actualmente en la selección de los fondos que dotarán de contenido la casa. Para ello avanza en una triple vía: iniciar las negociaciones con la Residencia de Estudiantes de Madrid, institución a la que la familia del poeta vendió en el año 2000 la mayor parte de la colección de fotografías de Cernuda; la recuperación de primeras ediciones de libros del poeta, “que están inventariadas y localizadas”, advierte Taravillo; y finalmente, los objetos personales que, tras su muerte en 1963 en la casa de la poeta Concha Méndez en Coyoacán (México DF), se enviaron a la casa sevillana de su sobrino Ángel María Yangüas Cernuda. De hecho, el Ayuntamiento de Sevilla se encuentra ahora mismo en conversaciones con la familia para la adquisición de un conjunto de alto valor simbólico y emocional que incluye manuscritos, fotografías inéditas, libros y objetos tan icónicos como la pipa con la que Cernuda se retrató en sus últimos años en México —quizás los más felices, “Coyoacán le recordaba a Andalucía”, asegura Rivero Taravillo—, el mechero, la cartera y el monóculo que conservaba cuando un infarto le arrebató repentinamente la vida a los 61 años. Las negociaciones tendrán que ampliarse, advierte el biógrafo, al Ministerio de Cultura, que ejerció su derecho de tanteo en una subasta celebrada en Durán Arte y Subastas en diciembre de 2018, cuando se sacaron a la venta, entre otros, sus discos de jazz y el reproductor musical, libros dedicados —como el ejemplar de Canciones 1921-1924 que le firmó Federico García Lorca— y un retrato firmado por su amigo Ramón Gaya —compañero en las misiones pedagógicas impulsadas por el gobierno de la República— y fechado en 1932. Sobre el inmueble —una casa sencilla de tres plantas que, desde la salida de un adolescente Cernuda a principios de la década de los 20, ha pertenecido a la empresa familiar de cristaleros Valeriano Díaz—, el Ayuntamiento afrontará una rehabilitación integral valorada en un millón de euros, “cuyo proyecto básico de obras se encuentra pendiente de la autorización por parte de la Comisión de Patrimonio y la convertirá en un espacio cultural sobre la vida del poeta, la literatura y la poesía, a partir de un proyecto museográfico que está en redacción”, explica el regidor municipal, Antonio Muñoz (PSOE). La casa natal está inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC) y fue adquirida por 460.788 euros en un estado de altísimo deterioro. Su rehabilitación integral será una realidad gracias a la concesión de ayudas del Programa Pirep Local de impulso a la recuperación de edificios públicos, que financia la Unión Europea a través de los fondos Next Generation. “Se han solicitado, en concreto, 270.667 euros sobre el importe total estimado de 968.000 euros. No se trata de una simple adaptación del edificio, sino que requiere de una intervención integral y, en consecuencia, deberá respetar la tipología de casa patio con la que fue concebida y adaptarse a las necesidades de un espacio museístico”, explica el alcalde. Asimismo, la casa contará con un espacio para el estudio de la vida y obra del poeta, una biblioteca especializada en la poesía sevillana y la Generación del 27 y un programa de exposiciones temporales sobre aspectos relacionados con el poeta. AMALIA BULNES