Los Jairas, la poesía hecha canción

Fuente: https://www.ahoraelpueblo.bo/los-jairas-la-poesia-hecha-cancion/ A principios de este siglo se suscitó un espectacular concierto del conjunto boliviano Los Jairas encabezado por ‘Yayo’ Jofré; el show deleitó al público de ese entonces, que no solo se encandilaba con las interpretaciones musicales cargadas de emociones, sino que además se identificaban con sus letras. Todo ello transcurría en un abarrotado Teatro Municipal. Los asistentes vivían y sentían las melodías hondamente, Las interpretaciones de ‘Yayo’ eran elocuentes. Luego de cada canción, se vivía un clima propicio de agradecimiento y ovaciones de pie. Cursa en mi memoria que aquel escenario, de repente quedó a oscuras, con una tenue luz que apuntaba a las cortinas. Cuando estas se abrieron apareció ‘Yayo’ Jofré, vestido todo de negro sosteniendo una zampoña y a un lado le acompañaba un guitarrista. ‘Yayo’ tomó el micrófono y prácticamente se robó el protagonismo cuando empezó a dirigirse al público. Durante esos minutos evocó sus andares por el exterior, desde que partió de Bolivia en la década de los 60. Me acuerdo bien, que miró hacia arriba, a uno de los palcos y se dirigió a su mamá, a quien dedicó la canción que iba a interpretar; mencionó el nombre de la misma ‘Mama Crisó’ y dijo con emoción ‘para ti, mamá’. Ese inolvidable momento robó unas lágrimas al público. Era tal la emoción de los asistentes, que alguien lanzó una rosa blanca y luego cuál eco, el escenario municipal se tiñó de rosas y flores blancas. Mientras empezaba la canción, Yayo Jofré cerraba los ojos y zampoña en mano, ante un silencio total pero lleno de emoción, hacía vibrar el corazón de aquellas personas. Imagínense cuando terminó la melodía, nadie dejaba de aplaudir dirigiendo sus miradas al escenario y a los palcos. Nunca había vivido experiencia alguna, por ello, me permito rememorar aquel suceso a los amantes del folklore, pero, sobre todo, a Los Jairas. Terminada la canción, el mismo intérprete anunció otra, algo más alegre, por cierto, que todos aplaudían a rabiar, el nombre es ‘Gringo bandolero’, que prácticamente se cantó en un solo coro. Y tenía que llegar la cereza sobre la torta, era la despedida y volvió la emoción cuando se anunció la canción, la misma era otra inolvidable melodía, de nombre ‘Memorias’, que la interpretó con una honda fuerza vocal para el placer y deleite de todos. Y luego empezó el famoso “otro”, “otro”, “otro”, todavía con las cortinas cerradas que luego se abrieron. Empezó a tocar ‘Refranes’, que el que más y menos cantaba en un delirio total. Finalmente, ‘Yayo’ Jofré agradeció a los presentes y dio fin a uno de los conciertos más inolvidables a los que asistí. En mi criterio y decididamente Los Jairas convirtieron sus canciones en poesía, con un mensaje de vida que perdura hasta nuestros días. Me he permitido de esta manera, recordar y rendir un homenaje a Edgar ‘Yayo’ Jofré y Los Jairas; artista recientemente fallecido y quien fue el principal nexo para que el mundo conozca más del folklore boliviano. Como alguna vez, le dije: Hasta el próximo cafecito, que ahora será eterno. Gracias Don Yayo por sus canciones y el sentimiento. MEMORIAS En la corteza de un tierno arbusto grave tu nombre cuando partí, pasaron días, pasaron meses, pasaron años y no volví. Cuando el arbusto creció tan alto leer su nombre jamás podí con triste pena, con amargura mis ilusiones perdidas vi. Bellos momentos en mi memoria que no los puedo jamás borrar, Bellos instantes que aún los conservo como reliquias de un tierno amor, Bellos instantes que aún los conservo como reliquias de un gran amor. José A. Orellana Carpio