Nicolás Montero: El regreso de un hogar de la poesía

Fuente: https://www.elespectador.com/el-magazin-cultural/nicolas-montero-el-regreso-de-un-hogar-de-la-poesia/ A partir de octubre, la Casa de Poesía Silva reabrirá sus puertas, como parte de la Red Distrital de Bibliotecas Públicas de Bogotá. ¿En qué consistirá la remodelación? El proceso por el que pasará la Casa de Poesía Silva no será una remodelación, es una adecuación y ambientación para que este espacio cultural pueda abrir al público, lo que nos permitirá realizar los cambios necesarios para que cuente con las condiciones requeridas de un espacio bibliotecario de BibloRed, sin que pierda sus particularidades. Y que se mantenga su valor e importancia como Bien de Interés Cultural, por supuesto siguiendo las directrices del Ministerio de Cultura y el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC). Dice que es un esfuerzo por aumentar los espacios de lectura en Bogotá. Hablemos de eso: ¿cómo están los números en ese aspecto, los bogotanos estamos leyendo más?, ¿la ciudad mejoró el acceso, la promoción y el acondicionamiento para incentivar este hábito? Tenemos los recientes resultados de la encuesta de Lectura, Escritura, Oralidad y Espacios de Lectura de Bogotá, realizada por el Observatorio de Cultura Ciudadana de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y BibloRed, que arrojó cifras maravillosas, como que el índice de lectura de los bogotanos aumentó de 2,8 a 4,6 libros al año, tanto en formato digital como impreso, lo que revela que estamos leyendo de maneras diversas y acercando cada vez más a la ciudadanía a la cultura escrita. Sin duda, la pandemia cambió los hábitos de lectura a nivel mundial, especialmente en quienes no tenían el hábito cotidiano de leer. La lectura se convirtió en una compañía insuperable para muchos bogotanos en sus casas. Le sugerimos: Jessica Beshir: contra la tiranía del tiempo En materia de accesos y espacios, actualmente contamos con bibliotecas por todo Bogotá. Hemos realizado un esfuerzo por fortalecer algunos de estos equipamientos de lectura, en temas en los que la ciudad demanda mayor información, como la Biblioteca El Deporte, ubicada en el estadio El Campín; la biblioteca El Parque, especializada en literatura infantil y juvenil; o el punto de lectura en el Centro de Atención Integral a la Diversidad Sexual y de Género (Caidsg), lo cual profundiza nuestra apuesta por promover también las bibliotecas especializadas. Sumado a esto, desde la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y la actual administración continuaremos expandiendo la oferta de servicios bibliotecarios por toda Bogotá. Hemos crecido significativamente en el último año y junto con la Casa de Poesía Silva prevemos la apertura de dos bibliotecas en Usme: una en la Casa de la Cultura, en asocio con la Alcaldía local, y otra en el Parque Ecológico Cantarrana, en asocio con la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB). Claramente, la creación de espacios de lectura distintos, alternativos y diversificados también impulsa la entrada de nuevos lectores a los índices registrados en la encuesta y esas circunstancias benefician a los lectores, no solo por acceso, sino por las diferentes alternativas en recursos que podrán encontrar. ¿Cuál es la oferta de esta biblioteca? ¿Habrá literatura de todo tipo o se especializará? La Casa de Poesía Silva cuenta con una biblioteca especializada en poesía colombiana, conformada por la fonoteca de poesía y literatura más completa del país; también tiene una colección bibliográfica con cerca de 10.000 libros y periódicos, así como 2.000 fotografías, aproximadamente. Además, tiene una colección sonora, Voces para el Tiempo, compuesta por más de 1.000 audios de actividades culturales realizadas por la Casa Silva desde su fundación. También una recopilación fotográfica en la que se evidencia la actividad cultural alrededor de la poesía durante el siglo XX, además de las primeras ediciones de libros autografiadas, objetos que pertenecieron a reconocidos poetas. Y una recopilación integrada por manuscritos de poemas, cartas, libretas de notas y autógrafos de autores como Eduardo Cote Lamus, la libreta de apuntes de Jorge Gaitán Durán, manuscritos de Jorge Rojas, entre otros.