Jesús Maroto: «Mi primer poema me costó un fin de semana sin salir de casa»

Fuente: https://www.abc.es/espana/castilla-la-mancha/toledo/ciudad/abci-jesus-maroto-primer-poema-costo-semana-sin-salir-casa-202205102041_noticia.html El poeta presenta este jueves en la Feria del Libro de Toledo 'Los días relevantes'. La Feria del Libro, que este miércoles comienza en Toledo, contará con la presentación del poemario 'Los días relevantes', de Jesús Maroto, una obra que hasta ahora ha recibido excelentes críticas y que transita, una vez más, por los caminos del hombre enmarcado y marcado por una pandemia mundial. El acto de presentación del libro será este jueves, 12 de mayo, a las 19 horas, en la carpa central de la Feria del Libro (plaza de Zocodover)y correrá a cargo del escritor Antonio Lázaro. Ha escrito tres poemarios durante la pandemia. Parece que las musas le han sido propicias en estos años. ¿Por qué 'Los días relevantes'? Desde que apareciera la pandemia, que no acaba de irse, la ansiedad, el miedo y por qué no decirlo la muerte, han estado acechando. Por eso, la esencia de este libro, y su título, tienen que ver principalmente con la necesidad de mirar atrás y poner en orden emociones y acontecimientos por lo que pudiera pasar. Aborda en sus poemas las guerras, la pobreza, el cambio climático, los abusos o los derechos humanos. ¿Fusiona bien el compromiso social con la lírica, con la poesía más pura, de la que usted ha sido siempre representante? La verdad es que siempre he tenido ese compromiso. Lo que ocurre es que se ha acentuado con el tiempo y además con los tiempos que corren. Cuando comenzaba a escribir el mundo era un lugar creo menos cruel o al menos así lo percibía yo. No obstante, son pinceladas sociales que de pronto se cuelan en mis libros a modo de toque de atención. No soy ningún Celaya, y siempre le he admirado, que conste. Pese a todo, ¿hay belleza en medio de la desolación, la depresión o la pobreza? Por supuesto. Cuando Rusia bombardeó hace muy poco la estación de tren de Kramatorsk en Ucrania me encontré con una foto en la prensa en la que aparecía entre los muertos y heridos un carrito de bebé de color verdiazul. No pude menos que escribir un poema que incluiré en mi próximo libro, en el que ya trabajo. ¿De qué le cura a usted la poesía?, ¿o es solo necesidad de expresar emociones? Me cura sobre todo del mal humor. Cuando no escribo o me enroco con un poema estoy insoportable. Por lo tanto, es efectivamente una necesidad de expresar emociones y compartirlas. Creo que la poesía debe ser sobre todo comunicación. Escribir para que los demás sientan que lo que están leyendo es lo que estaban buscando o pidiéndole al poema en ese preciso instante. Usted es un poeta del día a día. Encuentra poesía al bajar una escalera, al mirar a un perro vagabundo, cuando toma una cerveza con un amigo...¿se nace poeta o se logra ser poeta según va pasando el tiempo? Sí. Para ejercer este oficio hay que ser muy observador. ¿Se nace o se hace? Creo que el poeta con lo que nace es con una sensibilidad especial que le sirve de ayuda en su vida diaria y por supuesto en el momento de escribir. Lo que se logra con el tiempo es un estilo determinado. Una forma exclusiva de decir, que no significa que sea la mejor, simplemente es la de cada uno. ¿Recuerda su primer poema?, ¿qué edad tenía? Una vez escribí: No recuerdo mi primer poema / pero no he olvidado / sus consecuencias. Y es que el poema, o lo que fuera porque yo era extremadamente joven, iba de amor y posiblemente un poco subidito de tono porque me costó un fin de semana sin salir de casa. Es decir, cayó en las manos equivocadas (risas) La periodista Mari Cruz Magdaleno ha dicho de 'Los días relevantes' que «es un poemario culmen en defensa de la poesía». ¿Metapoesía? Es una constante en mi obra; que el tema del poema sea la propia poesía y la relación que se tiene con lo escrito y con el lector. Dijo al respecto Guillermo Carnero que la práctica de la metapoesía requiere capacidad de reflexión sobre las limitaciones del lenguaje. En este sentido la poesía se justifica a sí misma desde un punto de vista más autónomo que el del simple arte por el arte. Y Mari Cruz, que conoce bastante mi obra, no es ajena a estas cuestiones. Su epílogo del libro lo pone de manifiesto. También le marcan a usted mucho en su obra las ausencias... Claro. Las ausencias nos marcan a todos y cada cual lo lleva de la mejor manera posible. En mi caso la terapia es escribir sobre ellas. Es raro un libro mío en el que no haya uno o varios poemas in memoriam. En 'Los días relevantes' homenajeo a Blas, mi perro, que murió hace unos meses y aún le lloro. Quien haya tenido el libro entre las manos se habrá encontrado con un dibujo de él a cargo de Amanda Maroto que pone los pelos de punta, parece una fotografía. En los últimos años, la poesía se ha visto impulsada por las redes sociales. ¿Qué le parece este fenómeno? Me parece muy bien. Antes dije que la poesía debe ser comunicación. Y qué mejor comunicación y más rápida que la que ofrecen las redes sociales. De hecho, los poetas que comienzan tienen ahí su cuna. Los que ya peinamos canas estamos aún aferrados al libro clásico que, dicho sea de paso, no morirá nunca. ¿Cómo lleva su nuevo proyecto? Bien. Siempre he sido un poeta fecundo y prolijo. Pongo en práctica el 'poesía cada día' juanramoniano. Pero sin forzar en ningún momento la máquina ya que como dejó dicho José Hierro: la poesía se escribe cuando ella quiere. M.J.MUÑOZ