«‘‘La canción de NOF4’’ es un ejercicio de riesgo vertiginoso»

Fuente: https://www.larazon.es/cultura/literatura/libros/20220430/ovwiyoz7m5eqrgn77dze2sjgzi.html Pedro Alberto Cruz Sánchez, escritor y crítico, deja a un lado a los clásicos para apostar por un autor y una obra lejos de los grandes focos. Pedro Alberto Cruz Sánchez, profesor, poeta y colaborador de LA RAZÓN, acaba de publicar Arte y performance, un ensayo que viene a llenar un vacío en este campo desde 1979, un recorrido histórico por las narrativas de la «performance». Recomienda la lectura de La canción de NOF4, del poeta Raúl Quinto. −¿Cuándo lo leyó? −El año pasado, poco después de su publicación. Su autor, al que ya conocía por su obra poética, se puso en contacto conmigo y dijo que me iba hacer llegar su último trabajo, que seguro que gustaría. −¿Por qué este libro? −Me parece una de las piezas literarias más interesantes en castellano de cuantas se han publicado en los últimos años. Un ejercicio de riesgo vertiginoso que te reconcilia con el auténtico sentido de la escritura. −¿Destacaría algo en especial de la obra? −Se trata de un texto híbrido en el que la poesía, la narrativa y el ensayo interactúan rompiendo compartimentos estancos, erosionando los códigos de cada disciplina. «La canción de NOF4» habita en una tierra de nadie fascinante, en una intemperie literaria que evidencia el abandono de los hogares clásicos de enunciación. No hay residencia, sino nomadismo; un extravío que abre decenas de caminos. −¿Está basado en la realidad? −Sí, concretamente, en la figura de Fernando Oreste Nannetti (1927-1994), quien padecía esquizofrenia y pasó gran parte de su vida recluido en el pabellón penitenciario del manicomio de Volterra, en cuyo muro escribió un libro de setenta metros de largo ayudándose para ello de la hebilla metálica del chaleco de su uniforme. −¿Puede sacarse algún aprendizaje o conclusión? −La redención de la locura. Raúl Quinto parece seguir la estela de André Breton cuando afirmaba que los locos son la gente más honesta y cuerda que hay. −¿A quién recomienda leerlo? −Puede gustar a un gran espectro de lectores: a quien le interese la poesía encontrará fragmentos de la mejor experimental en español de los últimos tiempos; los que tengan predilección por el relato hallarán en él pasajes caracterizados por una narrativa de precisión capaces de conmover hasta la última célula de tu cuerpo; si, por el contrario, le interesa el arte moderno y contemporáneo, podrá disfrutar de lúcidas reflexiones sobre el llamado «art brut» que merecen pasar a las antologías de este género artístico. JUAN BELTRÁN