África sigue escribiendo: libros para regalar en el nuevo año

Fuente: https://elpais.com/planeta-futuro/africa-no-es-un-pais/2022-01-02/africa-sigue-escribiendo-libros-para-regalar-en-el-nuevo-ano.html Premios, decesos y nuevas publicaciones del continente marcaron a lo grande un 2021 que fue aperitivo de las muchas e interesantes novedades literarias de este recién nacido 2022. El año 2021 ya extinto dedicó más titulares en nuestro país a las literaturas africanas que (la mayoría de) sus antecesores. Y esto sucedió, sobre todo, gracias a los premios que sus escritores han copado durante los últimos meses. Aunque la indudable calidad de lo que se escribe en el continente africano, afrodescendencia y diáspora incluidas, es una realidad evidente, parece que solo los premios internacionales o las modas del mercado editorial en países occidentales abren la puerta de nuestras librerías a nombres reconocidos (o no) entre los lectores y amantes de esta zona del planeta. E incluso con ese respaldo, la mayoría de los listados de lecturas recomendadas o reseñadas en el final de este año raramente incluyen nombres africanos, si exceptuamos a incombustibles como Radio Africa Magazine, Afribuku, Literafricas o Wiriko. Voces ya ganadas a la causa y que suelen clamar en el desierto. Por este motivo y aunque los autores africanos siempre hayan estado ahí, este es el momento de recordar, de nuevo, que durante el año pasado el migrante tanzano Abdoulrazak Gurnah se alzó con el Nobel; la mozambiqueña Paulina Chiziane, con el premio Camões; el senegalés Boubacar Boris Diop, con el Neustadt; su compatriota Mohamed Mbougar Sarr, con el Goncourt; el sudafricano Damon Galgut, con el Booker; la zimbabuense Tsitsi Dangarembga, con el Friedenspreis des Deutschen Buchhandels, y el francés David Diop, con el premio Booker Internacional 2021 . Por citar unos pocos. También llega el momento de nombrar a quienes se fueron y destacar tres nombres de las letras africanas concretos: Djibril Tamsir Niane, Isaie Biton Koulibaly y Nawal El Saadawi. El primero murió a manos del coronavirus a principios del año pasado en su país, Guinea. Su nombre quedará inscrito en la historia como el del transcriptor y estudioso de la versión de la epopeya mandinga más conocida y antigua, la de Sunyata. Además de investigador en historia, fue profesor y firmó la Historia General de África de Ki-Zerbo y la UNESCO. El prolífico Isaie Biton Koulibaly, por su parte, falleció por problemas cardiovasculares en el pasado mes de noviembre en Abiyán, la capital de su país. Nacido en 1949 y carne de editorial desde 1977, tocó todos los palos literarios y recibió los premios Nyonda, Yambo Ouelogueum y el Gran Premio Marfileño de las Letras, entre otros. La editorial Assata, radicada en estas tierras y con una delegación en España, ha publicado dos de sus novelas en nuestro idioma: Y sin embargo, ella lloraba y La bestia negra. Finalmente, la escritora y activista egipcia Nawal El Saadawi nos dejó en marzo de 2021, lúcida y combativa a sus 89 años, como lo demuestran sus últimas entrevistas. Eterna candidata al Nobel, amenazada de muerte por los radicales islámicos, pasó por prisión por sus convicciones políticas y militó en el feminismo cuando se prohibió en su país. Podemos homenajearla leyendo su obra en español y catalán. En nuestro país se han publicado sus novelas Mujer en punto cero y La cara oculta de Eva. En lo que se refiera a lanzamientos literarios del año pasado, llega el momento de aprovechar la excusa de los Reyes Magos para regalar libros firmados por autores afro y expandir, a la vez, mentes y corazones. En el territorio de los ensayos, recomendamos Salir de la gran noche, de Achille Mbembe; La gloria de los impostores, de Aminata Dramane Traoré y Boubacar Boris Diop; Barco de esclavos, de Marcus Rediker; Brújulas sobre África, del colectivo Africaye, y El Sahel Occidental frente a los Objetivos del Desarrollo Sostenible, de Dagauh Komenan, además de las reediciones de los clásicos Ousmane Sembene y Frantz Fanon. Si no se les resisten otros idiomas, apostamos por African Political Thought, de Stephen Chan; Féminismes africains, de Rama Salla Dieng, y Notes from Black Europe, de John Pitts, que será traducido al español y publicado por Capitán Swing el año que viene. Un libro más antiguo pero siempre recomendable es el que Ndongo Samba Sylla y Fanny Pigeaud escribieron sobre el franco CFA y que se puede desentrañar en francés, inglés e italiano. En lo que se refiere a la poesía, nos decantamos por la somalí Warsan Shire, cuyo primer libro, Enseñando a parir a mi madre, acaba de publicarse en Valparaíso. Shire nació en Kenia en 1988 y actualmente reside en Londres. Escribe sobre su experiencia como mujer, su identidad y las migraciones, entre otros temas. Suyo es el famoso verso: “Nadie deja su hogar a menos que se convierta en la boca de un tiburón”, pero firma otros versos igualmente hermosos y contundentes como el que habla de contarse las costillas antes de irse a la cama. También hay que recordar que Literáfricas se hizo eco, hace nada, de la apertura de un catálogo virtual y gratuito de poesía, Alfabeto, con una colección, Traducción, inaugurada con la grandísima Véronique Tadjo y su obra Tierra Roja. En el territorio de la novela, para comprender las migraciones, optamos por Armand Gauz, con Cobrar por estar de pie y Camarada Papá; Marc Alexandre Oho Bambe (a publicar dentro de nada por Casa África) y Bachir Samb, con Una carta a Adelina. Nos sumergimos en títulos como Agua dulce, de Akwaeke Emezi; Aguas abiertas, de Caleb Azumah; Agua pasada, de Kopano Matlwa, y La deriva, de Namwali Serpell. Retornamos a los clásicos con Crónicas desde el país de la gente más feliz del mundo, de Wole Soyinka. Recordamos descubrimientos como Wame Molefhe, Abdelaziz Baraka Sakin y Beyrouk y anticipamos dos obras de Tierno Monenembo (El rey de Kahel, con Casa África, y El terrorista negro). Aprendemos historia a través de un texto lleno de luces y sombras de Maaza Mengiste, El rey en la sombra, que narra la lucha etíope (sobre todo, de las mujeres) contra las tropas fascistas de Mussolini. Y, finalmente, reservamos la última línea de este texto para el inconmensurable Donato Ndongo, autor de obras como Las tinieblas de tu memoria negra, Los poderes de la tempestad e Historia y tragedia de Guinea Ecuatorial, que son de obligatoria lectura. Les debemos, tanto a él como a una nutrida nómina de autores –fundamentalmente– de Guinea Ecuatorial, un reconocimiento enorme por contribuir a la renovación, el empoderamiento y la diversidad del español, alentados desde tierra africana. Añadimos que 2709Books mima un catálogo muy especial en formato ebook que incluye a autores como Boubacar Boris Diop, Fatou Keita o Venance Konan, al tiempo que lanza una colección de mujeres en la historia de África, en cómic, excelente para regalar a la juventud. Recomendamos apoyar proyectos como United Minds, Afroféminas o Wanafrica y a las pequeñas editoriales que invierten ilusión, tiempo y recursos en darnos a conocer lo mucho que tiene que ofrecernos el África escrita. Sugerimos suscribirse a medios que informan regularmente sobre África en todos sus aspectos, como el veterano Mundo Negro y, por supuesto, no dejar de seguir nunca África No es un País y su casa adoptiva, Planeta Futuro. Con los ojos puestos más allá de las fronteras del continente vecino, proponemos a dos escritoras muy diferentes pero cautivadoras en sus particulares estilos: la caribeña y luminosa Maryse Condé y la afroamericana distópica por excelencia, Octavia Butler. Además y con motivo de la reciente muerte de bell hooks, profesora, investigadora y activista afroamericana, también recomendamos títulos como Enseñar a transgredir, Todo sobre el amor, Teoría feminista y el clásico ¿Acaso no soy una mujer?. Les deseamos que entren en 2022 leyendo y, por tanto, conmoviéndose y disfrutando con lo que las letras africanas nos obsequian. Esperamos que se conozcan y conozcan a los demás mejor con estas propuestas y que nos hagan llegar sus propias sugerencias. ÁNGELES JURADO