El mundo bocabajo

Fuente. https://elpais.com/babelia/2021-10-01/el-mundo-bocabajo.html Los poemas de Jorge Gimeno se amalgaman el desengaño barroco, la fiesta asociativa del simbolismo, el fragmentarismo alógico de John Ashbery y una recortada sabiduría proverbial. La escritura de Jorge Gimeno se levanta sobre los cimientos de tradiciones no solo dispares, sino abiertamente incompatibles. De hecho, en sus poemas se amalgaman el desengaño barroco, la fiesta asociativa del simbolismo, el fragmentarismo alógico de John Ashbery y una recortada sabiduría proverbial de ascendencia oriental. Así, el milagro de esta lírica reside en caminar por el alambre sin sucumbir al pastiche ni despeñarse por el hermetismo. Podríamos afirmar que el autor ha renunciado al significado a cambio de preservar el sentido. Es decir, aunque no es posible traducir simultáneamente cada verso a román paladino, tampoco nos hallamos ante un discurso carente de centro de gravedad ni guiado por una caprichosa verbosidad. Al comienzo de Barca llamada Every, Gimeno nos traslada al entorno neorrural para darle la vuelta al tapiz costumbrista. Los bares con trofeos taurinos, los perros sin dueño, la burocracia funeraria y los retazos conversacionales “de tanatorio” ofrecen una danza de la muerte donde el desgarrón macabro convive con los ritos cotidianos: “Hay que contar trozos de historias. / De gente que va y viene. De horarios. / De cebaderos y del curso de pilates”. Junto al retablo de la España vaciada, no falta en este primer apartado el recorrido por un Madrid navegable a bordo de una ambulancia que bien podría ser un arca de Noé tirando a castiza. Si la identificación de la tierra con una taberna de la que se ha ausentado el tabernero introduce un nuevo campo metafórico en el inventario del poeta, las demás secciones del libro transitan por los lugares comunes de su obra: el amor como destilación de un neoplatonismo expresionista (“dos muñones en medio del camino / luchando por juntarse”), el canto a la intemperie, el aquelarre objetual que subyace en las tareas domésticas o la reflexión metapoética que despunta en ‘Los pobres en la biblioteca’, ‘La poesía es’ o ‘Los versos muertos’. Mientras que el primero cede el protagonismo a los indigentes que se guarecen del frío invernal en las bibliotecas públicas, los otros dos se aplican al paradójico intento de definir el “juego de hacer versos”. Si están dispuestos a leer bocabajo y a ver el mundo del revés, esta barca es la suya. portada 'Barca llamada Every'. JORGE GIMENO. EDITORIAL PRE-TEXTOS Barca llamada Every Autor: Jorge Gimeno. Editorial: Pre-Textos, 2021. Formato: 96 páginas. 17 euros. LUIS BAGUÉ QUÍLEZ