Zenda recomienda: Antología de la nueva poesía negra y malgache en lengua francesa

Fuente:https://www.zendalibros.com/zenda-recomienda-antologia-de-la-nueva-poesia-negra-y-malgache-en-lengua-francesa/ Jueves en Zenda. Jueves de poesía. Jueves, en este caso, de Antología de la nueva poesía negra y malgache en lengua francesa, una colección de voces recogidas en 1948 por el poeta y político senegalés Léopold Ségar Senghor (1906-2001), y ahora traducida por primera vez al español por Martha Asunción Alonso y dentro del sello editorial Ultramarinos. De este modo, se recupera una colección poética fundamental para comprender el calado político, poético y filosófico del movimiento de la Negritud, fundamental dentro de la reivindicación de la cultura negra y todo el recorrido histórico con el que contaría en las décadas posteriores. La editorial señala, a propósito del libro: «Cuando la martiniquesa Paulette Nardal llegó a París en los años veinte, no sabía que tan solo unos años después su salón en Clamart-sur-Seine y la fundación de La Revue du Monde Noir sentarían las bases humanistas para la aparición del movimiento político-cultural de la Négritude, promovido por escritores e intelectuales negros de origen mayormente caribeño y francófono —como Aimé Césaire, autor del término en 1935— que, ya fuera desde Fort-de-France, París o Dakar, trataron de reivindicar el valor inequívoco de la cultura negra, la genealogía africana de una comunidad dispersa o la resistencia contra la asimilación colonial, cuya bandera en muchos casos fue la adopción del credo poético surrealista de filiación marxista. Esta efervescencia, caldeada durante los años treinta, es poderosamente cómplice de los movimientos de autodeterminación africanos venideros, y tuvo a finales de la siguiente década dos importantísimos hitos culturales: Présence africaine, una revista con sede en París que fue, a la sazón, editorial y librería clave; y una antología preparada por el senegalés Léopold Sédar Senghor e introducida por un texto de Sartre, que se convertiría poco después en un clásico de la poesía negra. Con tres cuartos de siglo de retraso desde su publicación en 1948, traducida hoy por vez primera en todo el mundo en una edición anotada, el lector en castellano puede leer este libro ineludible y aproximarse desde las voces que la componen a la cuestión de la negritud de mediados del siglo XX, una noción vasta y compleja, contradictoria e iluminadora, sin cuyo testimonio histórico no se puede entender ni abordar el presente de la cultura negra».