El Tigre de William Blake, manuscrito original

Fuente. https://circulodepoesia.com/2021/07/el-tigre-de-william-blake-manuscrito-original/ Volvemos, con Mario Bojórquez, a “El tigre” de William Blake (1757-1827). Se trata del manuscrito original, la primera versión del poema y de los dibujos que acompañan al texto. Dice Bojórquez: “Hoy es día internacional del tigre, William Blake es uno de los más devotos practicantes de este culto, los demás aprendemos con él a ser dignos frente a la bestia que enamora y destruye”. El Tigre Tigre, tigre, brillo ardiente en las selvas de la noche, ¿qué mano inmortal, qué ojo pudo forjar tu terrible simetría? ¿En qué distantes abismos o cielos ardió el fuego de tus ojos? ¿En qué alas atrevidas te elevaste? ¿Qué atrevida mano apresó el fuego? ¿Y qué hombro y qué arte pudo torcer las fibras de tu corazón? ¿Y cuando tu corazón comenzaba a latir, con qué mano temerosa y con qué pie? ¿Qué martillo, qué cadena, en qué horno fue tu mente? ¿En qué yunque? ¿Qué medrada opresión osa estrechar el terror más implacable? Cuando arrojaron sus lanzas las estrellas y las aguas del cielo con sus lágrimas, al mirar Su trabajo, ¿Él se sonrió? Él, que hizo al Cordero, ¿te hizo a ti? Tigre, tigre, brillo ardiente en las selvas de la noche, ¿qué mano inmortal, qué ojo osó forjar tu terrible simetría? William Blake Canciones de experiencia 1794 / 1826 traducción de Mario Bojórquez Este tigre de William Blake ha desvelado al lector por más de dos siglos como la más pura joya del horror y la belleza, aparece por primera vez tachado en su libreta con apenas cuatro de las seis estrofas que alcanzará en la casi secreta edición de 1794 impresa y grabada por las manos del propio Blake y que será destinado a la página y placa 34 y que en la edición de 1826 llevará el número 42. La libreta perteneció a su hermano Roberto Blake, quien murió en 1787, algunos dibujos son de su mano; pero en ese mismo año William Blake comienza a usarla y vuelve a ella en diferentes periodos que van entre 1792 y 1794, 1801 y aun 1818. En 1827, a la muerte de Blake, su viuda entrega el manuscrito a un hermano de Samuel Palmer, discipulo de Blake. Este hermano, William Palmer, lo vende veinte años después, en 1847, por diez chelines al poeta Dante Gabriel Rossetti. Se conserva en The British Library de London. El manuscrito tachado aparece en la página 99 en el extremo bajo derecho, en el izquierdo hay otras composiciones también tachadas, mientras que en la página 11 aparecen al centro dos bosquejos de un tigre. El modelo de uso de la página en estos materiales consiste por lo general en un dibujo central y escritura por los cuatro costados, no es el caso de El Tigre, aquí leemos la estrofa inicial que se repetirá exacta en la final y sin la variación que llevará en las ediciones impresas entre ‘dare’ y ‘could’ y dos estrofas más que siguen recordando el sonido característico del pie métrico conocido como troqueo con una sílaba final extendida y que permite la rima en el diptongo ‘ai’; sin embargo, las leemos sin puntuación y también sin titubeos, escritas con tinta y cruzadas con tres líneas de lápiz pero que no llevan alguna corrección: Tyger Tyger burning bright In the forests of the night What immortal hand or eye Dare frame thy fearful symmetry And what shoulder & what art Could twist the sinews of thy heart And when thy heart began to beat What dread hand & what dread feet When the stars threw down their spears And water’d heaven with their tears Did he smile his work to see Did he who made the Lamb make thee Tyger Tyger burning bright In the forests of the night What immortal hand or eye Dare frame thy fearful symmetry El poema ha adquirido con los años algunos signos ortográficos, por ejemplo, el tono vehemente representado por los admirativos en la repetición: Tyger! Tyger! donde apenas si se adivina una coma, en el poema a veces aparece un punto, dos puntos y los siempre presentes signos de interrogación. El grabado tiene color en las dos ediciones, en la de 1826 se percibe mejor el color en varias composiciones como en The Sick Rose en la de 1794 el color va desvaneciéndose. En el grabado vemos a la derecha un árbol y a los pies un tigre que mira a la izquierda, el poema fue tipografiado a mano por el mismo Blake. Hoy es día internacional del tigre, William Blake es uno de los más devotos practicantes de este culto, los demás aprendemos con él a ser dignos frente a la bestia que enamora y destruye.